ıllı Dinero, Economía, Riqueza y Emprendedores (2018)

Portal wikinfo sobre dinero, economía, forex, bolsa, seguros, hipotecas, créditos, multiniveles y emprendedores

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Dinero, la Riqueza y el Éxito Personal:

ıllı Pico petrolero (wikinfo)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

dinero, riqueza y emprendedores

salud  ıllı Pico petrolero (wikinfo) 


wikiUna curva de producción, como sugirió originalmente M. King Hubbert en mil novecientos cincuenta y seis.wikiEvolución de la producción de petróleo de los países que alcanzaron su pico (no incluye miembros de la OPEC ni Rusia). Efectuado en el año dos mil tres, la producción desde la línea vertical es una predicción.

El Pico petrolero (o bien cenit petrolero) es el instante en el que se alcanza la tasa máxima de extracción de petróleo global y tras el que la tasa de producción entra en un declive terminal. El término se fundamenta en las tasas de producción observadas en pozos petroleros individuales y en la tasa de producción combinada de un sistema de pozos petroleros relacionados. Conforme este término, la tasa de producción agregada de un yacimiento petrolífero medra exponencialmente a lo largo del tiempo hasta el momento en que llega al llamado 'pico petrolero’, instante tras el que rechaza —algunas veces rápidamente— hasta llegar al agotamiento. Este término se deriva de la curva de Hubbert y se ha probado que es aplicable tanto a la tasa de producción familiar de una nación determinada como a la tasa de producción petrolera global. Con frecuencia se confunde el pico petrolero con el agotamiento del petróleo. Realmente, el pico petrolero es el punto de máxima producción, al paso que el agotamiento corresponde al periodo de caídas de las reservas y los suministros.


M. King Hubbert creó y empleo por vez primera los modelos latentes al pico petrolero en mil novecientos cincuenta y seis para pronosticar de forma precisa que la producción petrolera de los E.U. tendría su pico entre mil novecientos sesenta y cinco y mil novecientos setenta. Su modelo logístico, hoy día llamado Teoría del pico de Hubbert, y sus variaciones han descrito con razonable precisión el pico y el declive de la producción de los pozos de petróleo, yacimientos petrolíferos en diferentes zonas y países. También, ha probado ser útil para otros campos de producción de recursos limitados. Conforme el modelo Hubbert, la tasa de producción de un recurso limitado proseguirá simétricamente una curva en forma de campana basada en los límites de la explotabilidad y de las presiones del mercado. Múltiples versiones cambiadas de su modelo logístico original son empleadas, utilizando funciones más complejas para permitir factores del planeta real. Al tiempo que cada versión es aplicada a un campo concreto, las peculiaridades centrales de la curva de Hubbert (que la producción deja de medrar, se aplana y después rechaza) continúa constante, si bien con diferentes perfiles.


Si los cambios políticos y económicos solo ocurren en reacción a los altos costes y la escasez más que a consecuencia de la amenaza de un pico, entonces el grado del daño económico para los países importadores va a depender en buena medida de qué de forma rápida reduzcan las importaciones de petróleo más tarde al pico. Conforme el modelo Export-Land, las exportaciones petroleras caen considerablemente más de manera rápida que la producción debido a que el consumo familiar se acrecienta en los países exportadores para abastecerse interiormente, hasta cancelar las exportaciones en ciertos casos. Los déficit de reservas ocasionarían una inflación extrema, salvo que la demanda sea mitigada con medidas planeadas de conservación y el empleo de energías opciones alternativas.


Las estimaciones optimistas de la producción pico predicen que el declive global empezará en dos mil veinte o bien después y suponen que ya antes que llegue la crisis va a haber esenciales inversiones en comburentes alternativos, sin que sean preciso importantes cambios en el modo de vida de las naciones más consumidoras de petróleo. Estos modelos muestran en un principios el costo del petróleo escalando, para entonces irse retrayendo al unísono que otros géneros de comburentes y fuentes de energía sean empleados.


Por otra parte la Agencia Internacional de la Energía (AIE) hizo público en el mes de noviembre de dos mil diez que la producción de petróleo crudo llegó a su pico máximo en dos mil seis.Las predicciones fatalistas del futuro apoyadas por el informe convocado arriba de la producción petrolera, sostienen la tesis de que el pico ya ha sido alcanzado, o estamos en la cúspide del pico o bien que va a ocurrir en breve. En semejantes casos, como la mitigación proactiva ya no va a ser una alternativa, pronostican una recesión global que, quizá, aun comience una reacción en cadena de múltiples mecanismos de contestación en el mercado global, lo que podría alentar un colapso de la civilización global industrializada, llevando potencialmente a grandes caídas demográficas en un periodo corto de tiempo. Durante la primera mitad del año dos mil ocho, hubo señales de que una posible recesión en U.S.A. era empeorada por una serie de récords en el costo del petróleo.

Véanse también:Industrialización y Países en desarrollo.El planeta ha aumentado su consumo de petróleo diario de sesenta y tres millones de barriles en mil novecientos ochenta a ochenta y cinco millones de barriles en dos mil seis.

El lado de la demanda del pico petrolero se refiere al consumo en el tiempo y al desarrollo de esta demanda. La demanda mundial de petróleo crudo medró un promedio de uno con setenta y seis por ciento al año entre mil novecientos noventa y cuatro y dos mil seis, con un máximo de tres,4 por ciento en dos mil tres-dos mil cuatro. Para el año dos mil treinta, se proyecta un incremento de la demanda mundial de petróleo del treinta y siete por ciento con respecto a los niveles de dos mil seis (ciento dieciocho millones de barriles al día (dieciocho con ocho × ciento seis m3 / d) de ochenta y seis millones de barriles (trece,7 × ciento seis m3), debido en una gran parte al incremento de la demanda en el campo del transporte.


La demanda energética se distribuye entre 4 extensos sectores: transporte, residencial, comercial y también industrial. En concepto de empleo de petróleo, el transporte es el ámbito más esencial y el que ha visto el mayor desarrollo de la demanda en las últimas décadas. Este desarrollo ha provenido de la demanda de automóviles de empleo personal impulsados por motores de combustión interna. Este ámbito asimismo tiene las mayores tasas de consumo, lo que representa más o menos el sesenta y ocho con nueve por ciento del petróleo utilizado en los E.U. en 2006 y el cincuenta y cinco por ciento del petróleo usado en el mundo entero, como se documenta en el Informe Hirsch.El transporte es, en consecuencia, de interés particular para aquellos que tratan de atenuar los efectos del pico petrolero.


Aunque el desarrollo de la demanda es más alta en el planeta en desarrollo, los U.S.A. son el mayor consumidor mundial de petróleo. Entre mil novecientos noventa y cinco y dos mil cinco, el consumo estadounidense medró de diecisiete con siete millones de barriles diarios a veinte,7 millones de barriles diarios, lo que significa un aumento de tres millones de barriles al día. En comparación, China aumentó su consumo de tres,4 millones de barriles diarios a siete millones de barriles al día, un aumento de tres,6 millones de barriles diarios, en exactamente el mismo marco temporal.


A las vez que los países se desarrollan, la industrialización, veloz urbanización y mayores niveles de vida, medra el empleo de energía, básicamente petrolera. Economías florecientes como China y también India se están transformando de manera rápida en grandes consumidoras de petróleo. China ha visto un incremento del consumo de petróleo del ocho por ciento anual desde dos mil dos, duplicándolo de mil novecientos noventa y seis a dos mil seis. En dos mil ocho, se aguardaba que las ventas de vehículos en China creciese entre el quince y el veinte por ciento , debido en parte a las tasas de desarrollo económico de más del diez por ciento a lo largo de cinco años seguidos. Aunque de forma frecuente se predice un veloz desarrollo continuado en China, otros pronostican que la economía china dominada por la exportación no proseguirá con esas tendencias de desarrollo debido a la inflación de sueldos y costes y a la reducción de la demanda de los U.S.A.. Se espera que las importaciones de petróleo de la India tresdoblen los niveles del dos mil cinco para el año dos mil veinte, llegando a cinco millones de barriles al día (setecientos noventa × ciento tres m3 / d).


La Agencia Internacional de Energía estimó en el primer mes del año de dos mil nueve que la demanda de petróleo cayó un 0,3 por ciento en dos mil ocho y que caería un 0,6 por ciento para el dos mil nueve. El consumo de petróleo no ha caído a lo largo de un par de años seguidos desde el periodo mil novecientos ochenta y dos-mil novecientos ochenta y tres.

Desarrollo de la población mundial.

Otro factor significativo sobre la demanda del petróleo ha sido el desarrollo demográfico humano. La producción por cabeza alcanzó su punto más alto en la década de mil novecientos setenta. Se espera que en el año dos mil treinta la población mundial duplique la de mil novecientos ochenta. El creador Matt Savinar predice que la producción de petróleo en dos mil treinta va a haber declinado hasta los niveles de mil novecientos ochenta, al unísono que la demanda de petróleo superará significativamente la producción. El físico Albert Bartlett mantiene que la tasa de producción de petróleo por cabeza cae y que este declive no ha sido discutido debido a que podía implicar una forma políticamente incorrecta de control de la natalidad para la mitigación. La producción de petróleo por cabeza ha disminuido de cinco,36 barriles al año (0.836 m³/a) en mil novecientos ochenta a cuatro con cuarenta y cuatro barriles al año (0.706 m³/a) en mil novecientos noventa y tres, mas entonces se ha aumentado a cuatro con setenta y nueve barriles al año (0.762 m³/a) en dos mil cinco. En dos mil seis, la producción de petróleo mundial tuvo una caída de ochenta y cuatro y seiscientos treinta y uno a ochenta y cuatro y quinientos noventa y siete millones de barriles al día (13.4553×106 a 13.4498×106 m³ / d), si bien la población ha seguido aumentado. Esto ha ocasionado que la producción de petróleo por cabeza haya caído de nuevo a cuatro con setenta y tres barriles al año.


Una factor que hasta el momento ha ayudado a progresar el efecto del desarrollo demográfico sobre la demanda es el descenso de la tasa de desarrollo demográfico desde la década de mil novecientos setenta, si bien esto se compensa hasta un punto por el incremento de la longevidad media en las naciones desarrolladas. En mil novecientos setenta, la población medró en dos con uno por ciento . Para dos mil siete, la tasa de desarrollo había disminuido a uno con ciento sesenta y siete por ciento . Sin embargo, la producción de petróleo prosigue superando el desarrollo de la población para satisfacer la demanda. La población mundial aumentó en un seis con dos por ciento , de seis con siete mil millones en dos mil a seis con cuarenta y cinco mil millones en dos mil cinco, que, conforme con BP, la producción mundial de petróleo a lo largo de ese periodo aumentó de setenta y cuatro con nueve a ochenta y uno con uno millones de barriles (once con noventa y uno a doce con ochenta y nueve × ciento seis × ciento seis m³), o bien en ocho,2 por ciento . o bien, conforme la Dirección de Información Energética, de setenta y siete y setecientos sesenta y dos a ochenta y cuatro y seiscientos treinta y uno millones de barriles (12.3632×106 a 13.4553×106 m³), o bien en ocho.8 por ciento .


Límites agrícolas y demográficosEditar

Véase también:Crisis alimenticia mundial (dos mil siete-dos mil ocho)

Debido a que el suministro de gas y petróleo es esencial para las técnicas de agricultura moderna, una caída en las reservas globales de petróleo podría ocasionar un levanta en los costes de los comestibles y hambrunas sin precedentes en las próximas décadas El geólogo Dale Allen Pfeiffer mantiene que los niveles actuales de población no son sustentables y que, para lograr una economía sustentable y eludir el desastre, la población de los USA debería ser reducida cuando menos en una tercera parte y la población mundial en 2 tercios.


El mayor consumidor de comburentes fósiles en la agricultura moderna es la producción de amoníaco (para fertilizante) por medio del proceso de Haber, que es esencial para la alta productividad de la agricultura intensiva. El comburente fósil concreto para la producción de fertilizantes es primordialmente el gas natural que provee de hidrógeno por medio del rehabilitado con vapor. Dadas las suficientes reservas de electricidad renovable, el hidrógeno puede ser generado sin comburentes fósiles utilizando métodos como la electrólisis. Por poner un ejemplo, la planta de energía hidroeléctrica de Vemork en Noruega empleó su sobrante de producción de electricidad para producir amoníaco renovable de mil novecientos once a mil novecientos setenta y uno. En la actualidad, Islandia produce amoníaco utilizando la producción eléctrica de sus centrales de energía hidroeléctrica y geotermales debido a que tiene estos recursos abudantemente al paso que no cuenta con recursos familiares de hidrocarburos y la importación de gas natural implica un alto costo. Sin embargo, a corto plazo, prácticamente todas las fuentes de energía renovable a gran escala aún requieren petróleo para aprovisionar el equipo de construcción y para transportar trabajadores y materiales.De este modo, por poner un ejemplo, Islandia cuenta con rebosantes recursos de energía renovable, mas aún depende críticamente de comburentes líquidos del petróleo, los que debe importar. Si el abastecimiento de petróleo redujera más veloz de lo que las personas puedan aprender de qué forma edificar una infraestructura de energía renovable empleando solo recursos renovables, podría no ser posible sostener la agricultura intensiva precisa para mantener a la enorme población global.


Informe HirschEditar

Artículo principal: Informe Hirsch

En dos mil cinco, el Departamento de Energía de U.S.A. publicó un informe titulado Alcanzando el pico de producción mundial de petróleo: impacto, mitigación y administración del peligro. Conocido como el Informe Hirsch, asevera que "El pico de la producción de petróleo pone a EE.UU. y al planeta frente a un inconveniente de administración del peligro sin precedentes." Conforme el pico se acerca, los costes del comburente líquido y la volatilidad de costes se acrecentarán de forma trágica y, sin un esmero de mitigación a tiempo, los costos sociales, económicos y políticos no van a tener precedentes. Existen opciones viables de mitigación del inconveniente tanto en el lado del productor como en el del consumidor, mas a fin de que haya un impacto substancial, ha de ser comenzado una década ya antes que el pico del petróleo


Conclusiones del informe Hirsch y 3 escenariosEditar


El informe Hirsch llegó a un cierto número de conclusiones:



  1. El pico del petróleo va a celebrarse. Ciertos analistas pronostican que en los próximos diez años, y otros los ubican en data posterior
  2. El pico del petróleo supondría costos trágicos para las economías nacionales por lo general, y para la de Norteamérica en particular
  3. El pico del petróleo presenta un reto único. Las transiciones anteriores fueron graduales y evolucionarias. El pico del petróleo será un cambio áspero y revolucionario.
  4. El inconveniente real son los comburentes líquidos para el transporte: automóviles de motor, aeroplanos, trenes y navíos no disponen de opciones alternativas viables.
  5. Los sacrificios en pro de su mitigación requerirán de una cantidad substancial de tiempo: un esmero intenso que duraría décadas
  6. Tanto la oferta como la demanda demandarán atención. El aumento de la eficacia puede reducir la demanda, mas de cualquier modo se deberán generar grandes cantidades de combustible
  7. Ante todo, es un inconveniente de administración del riesgo: la mitigación temprana va a ser menos perjudicial que la mitigación retrasada.
  8. Será indispensable la intervención gubernativo. De otra manera, las implicaciones sociales y económicas del pico del petróleo serían anárquicas.
  9. El caos económico no es ineludible. A pesar de que sí lo sería sin mitigación, si se cuenta con el lapso de tiempo conveniente, los inconvenientes se pueden solucionar
  10. Se precisa más información. Las acciones eficaces demandan una mejor entendimiento de determinado número de temas clave.

El informe alistó 3 posibles escenarios: aguardar hasta el momento en que el pico del petróleo tenga sitio ya antes de tomar medidas dejaría al planeta con un déficit de comburente líquido durante más de 2 décadas. Empezar un programa de choque para atenuar el pico del petróleo diez años antes que tenga sitio asistiría sensiblemente mas incluso de esta manera dejaría un déficit de diez años tras el pico. Por último, si el programa de choque se iniciara veinte años ya antes del pico, se podría eludir el déficit mundial de comburentes.


Los modelos del cenit del petróleo muestran una creciente brecha entre la producción y la demanda de China. El modelo general de Weng pronostica un cenit de la producción de China. en los ciento noventa y seis millones de toneladas ( mil cuatrocientos treinta y siete millones de barriles, n. del T.) para dos mil veintiseis y el modelo de Hubbert apunta un cenit de la demanda de petróleo para dos mil treinta y cuatro en seiscientos treinta y tres millones de toneladas.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  DINERO (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR RIQUEZA    



 

USUARIOS:

Hay 99 invitados y ningún miembro en línea

dinero, riqueza y emprendedores

dinero, riqueza y emprendedores

 dinero, riqueza y emprendedores

Está aquí: Inicio > [ DINERO (WIKINFO) ] > ıllı Pico petrolero (wikinfo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas