ıllı Dinero, Economía, Riqueza y Emprendedores (2018)

Portal wikinfo sobre dinero, economía, forex, bolsa, seguros, hipotecas, créditos, multiniveles y emprendedores

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Dinero, la Riqueza y el Éxito Personal:

ıllı Pagos de ecualización (wikinfo)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

dinero, riqueza y emprendedores

salud  ıllı Pagos de ecualización (wikinfo) 


Australia es considerada la primera federación que introdujo un sistema formal de ecualización fiscal horizontal (en inglés, HFE, Horizontal Fiscal Equalization) en mil novecientos treinta y tres para compensar a los estados que tenían una menor capacidad de colecta fiscal. Muchas federaciones emplean la ecualización fiscal para reducir desigualdades en las capacidades fiscales de los gobiernos de las entidades territoriales que las componen producidos por sus diferencias geográficas, demográficas, económicas y en recursos naturales. No obstante el nivel de demanda de redistribución cambia. En Australia, la meta es la ecualización completa.


La ecualización completa quiere decir que, tras la registribución, cada uno de ellos de los 6 estados, el Territorio de la Capital Australiana y el Territorio del Norte tendrían la capacidad de administrar servicios y desarrollar infraestructuras de igual calidad, si cada estado haciera exactamente el mismo esmero para colectar de sus recursos y administrar al mismo nivel de eficacia.


Actualmente los fondos distribuidos para lograr la ecualización son los ingresos colectados a través del GST (Good and Services Tax, equivalente australiano al Impuesto al valor agregado), más o menos unos cincuenta millones de dólares estadounidenses australianos. La distribución de tal impuesto para lograr la ecualización es decidida de año en año por el Tesoro Federal todos los años, basándose en el consejo proporcionado por el CGC (Commonwealth Grants Commission).


Alcanzar la ecualización no quiere decir que se condicione a los estados en como colectar o bien gastar sus fondos. Los fondos proporcionados por el gobierno federal australiano son incondicionados y están libres para cualquier propósito. En consecuencia, el HFE iguala la capacidad fiscal, no las políticas fiscales que pertenecen a las competencias de los estados, ni exactamente el mismo nivel de servicios o bien cargas fiscales en todos y cada uno de los estados, ni tampoco los resultados de los presupuestos conforme con los cálculos de la CGC.


El único mecanismo desarrollado para reducir las desigualdades fiscales entre las entidades federadas en Bélgica es un programa llamado Intervención de solidaridad nacional (en flamenco, Nationale Solidariteitsbijdrage o bien NSB; en francés, Intervention de solidarité nationale o bien ISN). A través de este programa, aquellas zonas en las que la media por cabeza del desempeño de los ingresos fiscales personales caen bajo la media nacional reciben de forma incondicional fondos del gobierno federal.


La cantidad pagada a cada zona refleja la diferencia entre el desempeño de los ingresos fiscales personales de dicha zona y el de la media nacional, corregido por un factor de compensación y un factor referente a las cantidades recibidas por los adjudicatarios cuando el sistema se creó. Debido a su inferior capacidad fiscal, las zonas de Bruselas-Capital y Valona son receptoras netas. La Zona Flamenca no recibe fondos de tal programa en tanto que su capacidad fiscal queda sobre la media nacional.


En Canadá, el gobierno federal efectúa pagos a las provincias menos ricas para igualas la capacidad fiscal de exactamente las mismas a su capacidad para producir ingresos fiscales. En el periodo dos mil nueve-dos mil diez, 6 provincias recibieron catorce y doscientos millones de dólares americanos canadienses en pagos de ecualización del gobierno federal. Hasta el año fiscal dos mil nueve-dos mil diez, Ontario fue la única provincia que no había recibido pagos de ecualización; en dos mil nueve-dos mil diez Ontario recibió trescientos cuarenta y siete millones de dólares estadounidenses canadienses; al paso que Terranova y Labrador que había sido receptora neta desde la creación del programa, es ahora una provincia considerada "rica", lo que la hace contribuidora neta y no recibe pagos de ecualización.


Los territorios canadienses no están incluidos en el programa de ecualización, sino el gobierno federal reemplaza sus necesidades fiscales a través de el programa TFF (Territorial Elabora Financing, en inglés, Fórmula de Financiación Territorial).


Los pagos de ecualización se calculan sobre la base de una fórmula que computa la diferencia del desempeño de los ingresos públicos por cabeza utilizando las clases impositivos medios entre una determinada provincia y la media nacional. La fórmula actual considera 5 fuentes primordiales de ingresos públicos. La meta del programa es asegurar que todas y cada una de las provincias tiene acceso a unos ingresos públicos por cabeza equivalentes al potencial medio del conjunto de las diez provincias. La fórmula se fundamenta solamente en los ingresos públicos y no considera el costo de la prestación de servicios o bien las necesidades de gastos de cada provincia.


Estas trasferencias, técnicamente, no suponen que las provincias ricas paguen a las más pobres, si bien en la práctico es eso lo que sucede, por medio de la hacienda federal. De esta forma, por poner un ejemplo, un ciudadano rico de Nuevo Brunswick, una provincia considerada pobre, aporta más para la ecualización que un ciudadano pobre de Alberta, una provincia considerada rica. No obstante, debido a la enorme población y riqueza de Alberta, los ciudadanos de esta provincia en conjunto son contribuidores netos a la ecualización, al tiempo que los ciudadanos de Nuevo Brunswick son perceptores netos.


Los pagos de ecualización son un caso de lo que genéricamente se conoce en Canadá como "pagos de trasferencia" (transfer payments en inglés), un término utilizado en otras jurisdicciones para referirse a los pagos a individuos. En verdad, hay 4 géneros de trasferencias federales a las provicinas y territorios: el "Canada Health Transfer" (CHT, orientado a cubrir asistencia sanitaria pública), el "Canada Social Transfer" (CST, orientado a cubrir educación y otros servicios sociales), la Ecualización y el "Territorial Elabora Financing" (TFF, orientado a la financiación de los territorios). Además de esto, el gobierno federal canadiense ha llegado a pacto particulares con ciertas provincias - en concreto con Nueva Escocia y Terranova y Labrador - a través de los que se efectúan pagos de compensación a dichos gobiernos provinciales por el desarrollo de las reservas marinas de gas y petróleo.


El dinero que las provincias reciben a través de la ecualización puede ser gastado de la forma que el gobierno provincial desee. Los pagos asisten a asegurar "niveles razonablemente equiparables" de asistencia sanitaria, educación y posibilidades sociales en todas y cada una de las provincias. La definición de "niveles razonablemente equiparables" ha sido no obstante controvertido.


En dos mil nueve-dos mil diez, la cantidad del programa fue más o menos de catorce y doscientos millones de dólares estadounidenses canadienses.


Las últimas negociaciones sobre la renovación del programa ha creado una notable tensión entre las provincias. Debido a la naturaleza de máxima total cero de la fórmula, el aumento de los recursos para ciertas provincias supone necesariamente la disminición para otras.


A pesar de las notables diferencias en las capacidades de los estados para producir ingresos fiscales, no hay programa federal en los U.S.A. orientado explícitamente a reducir las disparidades en este terreno. Ciertas trasferencias del gobierno federal a los estados, no obstante, sí que poseen elementos de ecualización. Por servirnos de un ejemplo, ciertas fórmulas que contabilizan dichas trasferencias tienen presente el nivel medio estatal de ingresos per cápital en ciertos niveles de ayudas federales.


Algunos programas federales son meridianamente redistribuidores, como los de educación orientados a conjuntos desfavorecidos, los de alimentación y nutrición, y en buena medida, el Medicaid. Por norma general, no obstante, los programas federales estadounidenses no están diseñados para reducir los desequilibrios fiscales horizontales. Con la responsabilidad de la administración pública repartida en 3 niveles de gobierno (federal, estatal y local), el sistema estadounidense de trasferencias intergubernamentales responde en mayor parte a las necesidades determinadas por los diferentes sistemas de ayudas.


El artículo setenta y dos-dos de la Constitución francesa (enmendado el veintiocho de marzo de dos mil tres) creó la obligación para el Estado de fomentar la igualdad entre las entidades territoriales (zonas y ayuntamientos). Esto se consiguió a través de la colecta de impuestos de forma directa por los gobiernos locales (tasa profesional) y a través de trasferencias desde el gobierno central. En dos mil once la financiación directa desde el Estado supuso el veintiocho por ciento de los ingresos fiscales, los impuestos transferidos el sesenta por ciento de los ingresos fiscales y el resto se contabilizó como deuda.


La fórmula de Barnett es un mecanismo utilizado por el Tesoro británico en el R. Unido para ajustar el gasto público asignado a Irlanda del Norte, Escocia y Gales de manera automática para reflejar los cambios en los niveles de gasto en servicios públicos en Inglaterra, Inglaterra y Gales o bien G. Bretaña, conforme sea preciso.


La fórmula recibe el nombre de Joel Barnett, quien la inventó a fines de la década de mil novecientos setenta, cuando era Secretario Jefe del Tesoro británico como una solución en un corto plazo para las disputas surgidas en el gobierno en vísperas del reférendums de Escocia y Gales de mil novecientos setenta y nueve. Pese al descalabro de aquella iniciativa, la fórmula se sostuvo para facilitar trasferencias administrativas auxiliares en los gobiernos Conservadores desde mil novecientos setenta y nueve a mil novecientos noventa y siete bajo los primeros ministros Margaret Thatcher y John Major, y más tarde en el contexto de la descentralización de los gobiernos Socialistas dirigidos por Tony Blair y Gordon Brown, y la alianza de David Cameron. El gobierno británico incluso sostiene su pretensión de proseguir usando dicho mecanismo como base de financiación de los 3 gobiernos territoriales descentralizados.


Se estima que la fórmula Barnett "no tiene base legal ni justificación democrática", y que es sencillamente una convención que puede ser cambiada por el Tesoro a discreción. En los últimos tiempos, se ha pedido a Joel Barnett que revise la fórmula que creó para asegurar su aptitud en un largo plazo.


Los primeros elementos de un sistema de ecualización en Suiza fueron introducidos en mil novecientos treinta y ocho como trasferencias condicionadas, que cambiaba conforme la capacidad fiscal de los cantones. En mil novecientos cincuenta y ocho, un artículo constitucional dio al gobierno federal la autoridad para igualar las disparidades fiscales. Christopher Hengan-Braun, un economista suizo, fue el primordial ideólogo en mil novecientos cincuenta y ocho del gobierno federal para asistir a compensar las desigualdades fiscales.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  DINERO (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR RIQUEZA    



 

USUARIOS:

Hay 90 invitados y ningún miembro en línea

dinero, riqueza y emprendedores

dinero, riqueza y emprendedores

 dinero, riqueza y emprendedores

Está aquí: Inicio > [ DINERO (WIKINFO) ] > ıllı Pagos de ecualización (wikinfo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas