ıllı Dinero, Economía, Riqueza y Emprendedores (2018)

Portal wikinfo sobre dinero, economía, forex, bolsa, seguros, hipotecas, créditos, multiniveles y emprendedores

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Dinero, la Riqueza y el Éxito Personal:

ıllı Moneda Liberty Head (wikinfo)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

dinero, riqueza y emprendedores

salud  ıllı Moneda Liberty Head (wikinfo) 


La moneda Liberty Head, llamada en ocasiones en inglés “V nickel” por el diseño de su dorso (o bien cruz), fue una moneda de 5 centavos estadounidense. Se acuñó a fin de que circulase desde mil ochocientos ochenta y tres hasta mil novecientos doce, y se acuñaron subrepticiamente por lo menos 5 monedas con data de mil novecientos trece.


Los 5 de centavos originales de cuproníquel, la moneda Shield, habían tenido inconvenientes de producción a lo largo de un buen tiempo y a inicios de los mil ochocientos ochenta, la Casa de la Moneda de USA pensaba en reemplazarlos. Se ordenó al Grabador Jefe de la Casa de la Moneda, Hables Barber, que preparara los diseños para las monedas de uno, 2 y 5 centavos propuestas, que llevarían diseños afines. Únicamente se aprobó la nueva moneda de 5 centavos y en mil ochocientos ochenta y tres se comenzó a generar. A lo largo de prácticamente treinta años, se generaron grandes cantidades de monedas con este diseño para satisfacer la demanda comercial, sobre todo por el hecho de que las máquinas que marchan con monedas se volvieron poco a poco más populares.


A partir de mil novecientos once, la Casa de la Moneda empezó a trabajar para substituir el diseño de la Liberty Head y uno nuevo, conocido como la moneda Buffalo, comenzó a generarse en el mes de febrero de mil novecientos trece. No obstante, si bien no se acuñó oficialmente ninguna moneda Liberty Head en mil novecientos trece, se sabe que existen 5 con estas peculiaridades. Y si bien no sabe de qué forma se produjeron semejantes monedas, estas han llegado a estar entre las más caras del planeta, una de ellas vendida en dos mil diez por tres.737.500 dólares americanos .


El industrial Joseph Wharton, interesado en la minería y en la producción del níquel, influyó en la resolución de emplear este metal en la acuñación a mediados de los mil ochocientos sesenta, lo que llevó a la introducción de la moneda Shield en mil ochocientos sesenta y seis.Esta presentó contrariedades a lo largo de su vida: el complicado diseño hacía que las monedas no acuñasen bien. La modificación que se le hizo al diseño no pudo solucionar los inconvenientes técnicos y la Casa de la Moneda consideró reemplazar el diseño ya en mil ochocientos sesenta y siete. Sin embargo, se prosiguió generando la Shield. Con la producción de monedas de 5 centavos de cuproníquel quedándose atrás a fines de los mil ochocientos setenta y con la producción de los 3 centavos de cuproníquel prácticamente moribunda, Wharton trató de acrecentar sus ventas de níquel a la Casa de la Moneda. Si bien solo se acuñaban unas pocas monedas de cuproníquel, el centavo de bronce representaba una porción mayor de la producción de la Casa de la Moneda y Wharton empezó a presionar a fin de que la moneda se acuñase en cuproníquel.


En mil ochocientos ochenta y uno, este cabildeo llevó al Directivo de la Casa de la Moneda, Archibald Loudon Snowden, a encargar al Grabador Jefe, Converses Barber, que generara diseños uniformes para una nueva moneda de 5 y de 3 centavos. Snowden notificó a Barber de que en el anverso (o bien cara) de los diseños propuestos figuraría la tradicional cabeza de la Libertad con la historia de leyenda “Liberty” y la data. En el dorso (o bien cruz) figuraría una corona de trigo, algodón y maíz en torno a un número romano que designaría la denominación de la moneda, esto es, los 5 centavos llevarían el número “V”. La propuesta para el centavo reducía el tamaño de este a dieciseis milímetros (0,63 pulgadas) y el peso a quince gramos (0,053 onzas); las modificaciones de la moneda de 3 centavos reducían el tamaño a diecinueve milímetros (0,75 pulgadas) y el peso a tres gramos (0,11 onzas). Los 5 centavos sostendrían su peso de cinco gramos (0,18 onzas), mas su diámetro reduciría a veintidos milímetros (0,87 onzas).


Barber generó correctamente los diseños requeridos. Se efectuó un número notable de pruebas de acuñación. El diseño de Barber para la moneda de 5 centavos mostró un aspecto afín al que por último se aprobó por el anverso con "United States of America" (“Estados Unidos de América”) y la data. En el dorso, aparece la requerida corona que rodea la "V" y no otras letras. Un año después, un patrón de diseño cambiado añadió las palabras "In God We Trust" (“En Dios confiamos”) en el dorso. Snowden decidió que los centavos y las monedas de 3 centavos propuestos serían demasiado pequeños para empleo público; mas Barber prosiguió trabajando en la moneda de 5 centavos con el tamaño ceñido a veintiuno con veintiuno milímetros (0,835 in). Barber reelaboró el diseño en mil ochocientos ochenta y dos agregando "Y también Pluribus Unum" en el dorso. Una variación que fue acuñada como un patrón, mas no fue aprobado, fue una moneda de 5 muescas del mismo modo separadas en el borde de la moneda. Esta "Blind Man's nickel"("Moneda de 5 centavos del hombre ciego") llamó la atención a la petición del miembro del Congreso y ex- miembro de la Unión General William S. Rosecrans, quien aseveró que muchos de sus compañeros habían sido cegados por el combate o bien por la enfermedad a lo largo de la Guerra de Secesión.


A finales de ese año, el diseño de Barber de mil ochocientos ochenta y dos fue aprobado por las autoridades de la Casa de la Moneda y veinticinco muestras fueron mandadas a Washington para la aprobación de rutina por el Secretario del Tesoro de los Estados UnidosCarlos J. Folger. Para sorpresa de Snowden, Folger rechazó el diseño. El secretario, en la revisión de los estatutos de la moneda, se había dado cuenta de que las leyes requerían que "United States of America" ("USA de América") apareciese en el dorso, no en el anverso. Folger lo consultó ahora con el presidente Chester Arthur, quien confirmó su opinión. Snowden sugirió que debía hacerse una salvedad, mas Folger se negó y Barber alteró su diseño en consecuencia. El diseño revisado fue aprobado y la moneda estaba lista para su acuñación a inicios de mil ochocientos ochenta y tres.

La palabra "CENTS" fue introducida en el dorso de la moneda Liberty Head a mediados de mil ochocientos ochenta y tres.

La producción de las nuevas monedas empezó el treinta de enero de mil ochocientos ochenta y tres y la Casa de la Moneda puso las primeras piezas en circulación el 1 de febrero. Snowden, preocupado por los informes de la especulación de las monedas Shield de mil ochocientos ochenta y tres, recibió el permiso el seis de febrero de seguir generando monedas Shield a lo largo de múltiples meses así como las nuevas.


No se consideró preciso anotar la palabra "cents" (centavos) en la moneda; las monedas de 3 centavos de plata y de cuproníquel habían circulado por años con solo un número romano para señalar la denominación. Pronto, los emprendedores defraudadores se percataron de que la moneda de 5 centavos nueva era afín en el diámetro a la moneda de oro de 5 dólares americanos y si la nueva moneda estaba chapada en oro, podría pasar por 5 dólares americanos. Pronto lo hicieron y tuvieron éxito en colarla. Los estafadores cubrieron los bordes de las monedas con caña a fin de que se pareciesen más a las monedas de oro. Un cuento conocido es que uno de los autores de este fraude era un hombre llamado Josh Tatum, que entraba en una tienda, escogía un artículo que costaba 5 centavos o bien menos, pagaba con la moneda bañada en oro y muchos empleados le daban el cambio de cuatro con noventa y cinco dólares estadounidenses. Conforme el relato, la ley no tenía ningún recurso contra Tatum, en tanto que había admitido sencillamente el cambio como un regalo y no podía haber falsificado el valor de la moneda puesto que era sordomudo.


El revestimiento con plata de las monedas de 5 centavos ocasionó aflicción en la Casa de la Moneda y llevó la producción de las Liberty Head a una parada repentina. Le afirmaron a Barber que modificara su diseño, cosa que hizo mudando otros elementos del diseño para agregar la palabra “cents” en la parte inferior del dorso del mismo. La moneda de 5 centavos revisada se emitió el veinticuatro de junio de mil ochocientos ochenta y tres, data en la que por último se paró la producción del escudo de la moneda. El público respondió amontonando las monedas de 5 centavos sin el término "cents", incitados por informes en los que el Departamento del Tesoro pensaba retirarlas y que llegarían a ser poco comunes.


Después de notables acuñaciones de la moneda de 5 centavos en mil ochocientos ochenta y tres y mil ochocientos ochenta y cuatro, en mil ochocientos ochenta y cinco y mil ochocientos ochenta y seis la producción fue considerablemente más escasa. Fue debido a la recesión económica, que redujo la demanda. La producción de mil ochocientos ochenta y seis asimismo fue presionada por la resolución del Tesoro de regresar a producir un elevado número de monedas sin valor. No fue hasta septiembre de mil ochocientos ochenta y seis cuando la Casa de la Moneda reinició la producción total. En mil ochocientos ochenta y siete, no obstante, esta se vio desbordada por los pedidos, fundiendo grandes cantidades de monedas viejas de cuproníquel para satisfacer la demanda. Pese a estos sacrificios, se vio obligada a devolver ciertos pedidos que no se habían podido cubrir. La demanda se sostuvo fuerte hasta mil ochocientos noventa y cuatro, cuando provisionalmente la Casa de la Moneda suspendió la producción, en tanto que había amontonado un superávit a lo largo del Pavor de mil ochocientos noventa y tres.


La Ley de acuñación de mil ochocientos noventa retiró una serie de unidades obsoletas, incluyendo la pieza de 3 centavos. Otra ley del Congreso, asimismo decretada el veintiseis de septiembre mil ochocientos noventa, requirió que los diseños de monedas no se cambiaran hasta el momento en que hubieran estado en empleo veinticinco años, salvo que el Congreso autorizase el cambio. No obstante, el segundo acto legislativo señaló que nada en la ley precedente podía eludir el rediseño de la pieza actual de 5 centavos y el dólar de plata, "tan pronto como resulte posible tras la aprobación de esta ley". En mil ochocientos noventa y seis y por vez primera desde mil ochocientos ochenta y cinco se acuñaron 5 modelos, utilizando de prueba monedas perforadas. Las mil ochocientos noventa y seis piezas, que contaban con un escudo fácil con flechas cruzadas detrás, como contestación a una resolución de la Cámara de Representantes solicitando al Secretario del Tesoro que les informara sobre los beneficios y también inconvenientes del empleo de aleaciones de diferentes monedas. El modelo de moneda Liberty Head no sería acuñado nuevamente hasta mil novecientos nueve.

Moneda de 5 centavos mil novecientos doce-D, la marca D de la Factoría de la moneda es por Denver y se halla en la parte inferior izquierda, cerca del punto.

El cambio de siglo ensayó una demanda sin precedentes de monedas de 5 centavos, debido a una economía en apogeo y al empleo de las Liberty Head en máquinas que marchan con monedas. En mil novecientos, el directivo de la Casa de la Moneda, George Y también. Roberts, solicitó al Congreso la concesión de un crédito mayor a exactamente la misma para adquirir los metales comunes, dejando una mayor producción de monedas Libery Head y centavos. Ese año, el diseño fue tenuemente cambiado, extendiendo ciertas hojas del dorso. Este cambio se generó con la introducción de una nueva pieza profesora, desde la que se hicieron las acuñaciones de los troqueles. La demanda se sostuvo fuerte; en el tercer mes del año de mil novecientos once, el Numismático mensual de Mehl notificó que la Casa de la Moneda trabajaba 24 horas al día para generar centavos y monedas Liberty Head y, incluso de esta manera, no pudo satisfacer la demanda.


En sus informes anuales, los Directivos de la Casa de la Moneda estadounidense demandaban desde hacía tiempo la autorización para acuñar centavos y monedas de 5 centavos en las sedes de la Casa de la Moneda, actividad prohibida por el Congreso. El veinticuatro de abril de mil novecientos seis, se suprimió esta limitación, si bien las primeras monedas fabricadas con metales comunes, los centavos, no se acuñaron hasta mil novecientos ocho en la ciudad de San Francisco y mil novecientos once en Denver. En mil novecientos doce, las monedas de 5 centavos se generaron por vez primera en las dos sedes de la Casa de la Moneda. La moneda de 5 centavos mil novecientos doce-S (por San Francisco) no se acuñó hasta Nochebuena y tan solo se puso en circulación a lo largo de 4 días laborables. El viejo regidor de la Casa de la moneda de la ciudad de San Francisco, James D. Phelan, empleó una moneda mil novecientos doce-S (una de las primeras cuarenta acuñadas) para abonar el primer billete del primer tranvía de la urbe el veintiocho de diciembre de mil novecientos doce. Salvo la moneda de 5 centavos de mil novecientos trece, la mil novecientos doce-S, de la que tan solo se acuñaron doscientos treinta y ocho mil, es con diferencia la más extraña de la serie.


En mil novecientos nueve se consideró la idea de sustituir la Liberty Head por un nuevo diseño. En un intento de actualizar la moneda, el centavo y las piezas de oro se rediseñaron.Se contrataron artistas renombrados extraños a la Casa de la Moneda a fin de que diesen los diseños de las nuevas monedas, para descontento de Barber. El Directivo de la Casa de la Moneda Frank A. Leach era un seguidor del trabajo de Barber y le había encomendado la labor de preparar diseños que se acuñaran como modelo. Frente a la solicitud de Leach, Barber preparó un diseño que mostraba la cabeza de George Washington. Los diarios comunicaban que podrían emitirse monedas nuevas a fines de mil novecientos nueve. No obstante, en el mes de julio de mil novecientos nueve Leach dimitió, aparcando el tema por un tiempo.


El cuatro de mayo de mil novecientos once, Eames MacVeagh, hijo del Secretario del Tesoro Franklin MacVeagh, le escribió a su padre:

Una pequeña cuestión que semeja que todos habéis pasado por alto es la ocasión de embellecer el diseño del nickel o bien moneda de 5 centavos a lo largo de tu administración. Me da la sensación de que sería un recuerdo permanente de lo más atrayente. Probablemente seas siendo consciente de que es la única moneda cuyo diseño puedes alterar a lo largo de tu administración, en tanto que creo que hay una ley a dicho efecto que impide que se alteren los diseños con más frecuencia que una vez cada veinticinco años. Afirmaría, además de esto, que podría ser la moneda con el mayor número de ejemplares en circulación.

Poco después, el Vicesecretario del Tesoro Abram Andrew anunció que la Casa de la Moneda pediría nuevos diseños. El conocido escultor James Earle Fraser se puso en contacto con oficiales del Tesoro, a los que impresionó con sus propuestas. Por último, el Directivo de la Casa de la Moneda, Roberts, le solicitó a Fraser un diseño en el que figurara el busto de Lincoln, que generó, esencialmente para agradar a Roberts. Fraser asimismo desarrolló un diseño en el que figuraba un nativo americano en el anverso, con un bisonte americano en el dorso. El trece de enero de mil novecientos doce MacVeagh dio la aprobación preliminar a este diseño, que pasaría a conocerse como la moneda Buffalo. A fines de junio, Fraser acabó el modelo del diseño final. Hobbs Manufacturing Company, que es un fabricante de máquinas expendedoras, fue la responsable de administrar las especificaciones de la nueva moneda de 5 centavos y, desde una asamblea con Fraser a inicios de noviembre, expresó que era probable que las nuevas monedas atascasen sus máquinas.


A solicitud de la compañía, Fraser preparó una versión revisada, mas el Secretario MacVeagh la rechazó dado a que los cambios ponían en riesgo el diseño, el que admiraba de forma profunda.


El trece de diciembre de mil novecientos doce, Roberts informó a los miembros de la Casa de la Moneda de que no tomasen ninguna acción en los preparativos de la acuñación de la moneda de 5 centavos mil novecientos trece hasta el momento en que los nuevos diseños estuvieran preparados. Exactamente el mismo día, Roberts concluyó la producción de la moneda Liberty Head en la Casa de la Moneda de Philadelphia. Se efectuó un pequeño cambio en el diseño de la Buffalo en un intento de satisfacer a Hobbs Company, que de manera inmediata dio una larga lista de cambios que deseaba efectuar en la moneda. El quince de febrero de mil novecientos trece, a menos de 3 semanas de que tuviera que dejar el cargo a la llegada de la administración de Wilson, McVeagh escribió a Roberts, informándole de que ningún otro fabricante de máquinas tragaperras o bien expendedoras se había quejado del nuevo diseño. El Secretario concluyó que se había hecho todo lo que es posible para satisfacer a Hobbs Company y ordenó que se comenzase la producción de la nueva moneda de 5 centavos.

Anuncio publicado por Brown en The Numismatist en el mes de diciembre de 1919

En diciembre de mil novecientos diecinueve, llegó la primera información de que una Liberty Head de mil novecientos trece podría haber sido acuñada cuando el coleccionista de monedas, Samuel W. Brown, puso anuncios en publicaciones numismáticas, ofertando cualquiera de estas monedas para su adquiere. En el mes de agosto de mil novecientos veinte, Brown expuso dicha moneda en la convención anual de la Asociación Americana de Numismática (AAN). Allá desveló que se había preparado un troquel profesor para la moneda Liberty Head de mil novecientos trece, aparte de que se había sacado unas pocas tiradas para probarlo. Cuando se generó, Brown tenía 5 de estas monedas, las que vendió por último. Tras pasar 15 años en las manos del excéntrico coronel Edward Howland Robinson Green, el coleccionista más renombrado en la zona de Fort Worth (Texas), las monedas terminaron dispersándose en mil novecientos cuarenta y tres. Desde ese momento, han tenido múltiples dueños cada una. Hoy en día, una de ellas se halla en exposición en el Instituto Smithsoniano de Washington y otra en el Museo del Dinero de la AAN en Rojo Springs, al tiempo que las otras 3 están a cargo de dueños privados. La venta más reciente de una Liberty Head de mil novecientos trece fue en el primer mes del año de dos mil diez por 3.737.500 dólares americanos .


Se ignora de qué forma llegaron a fabricarse estas monedas. Los registros de la Casa de la Moneda no muestran la producción de esta y, además de esto, no se autorizó la producción de ninguna. Se prepararon los troqueles con cierta antelación y se mandaron a California para la acuñación de la Liberty Head mil novecientos trece-S, mas justo después de que Roberts diera la orden de pararla, se ordenó que fueran mandadas de vuelta a Philadelphia. Se recibieron alrededor del veintitres de diciembre y no se sabe con certidumbre si fueron destruidas a inicios de enero. Brown fue empleado de la Casa de la Moneda de Philadelphia (si bien no se supiera hasta mil novecientos sesenta y ocho) y muchas teorías le apuntan como sospechoso.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  DINERO (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR RIQUEZA    



 

USUARIOS:

Hay 161 invitados y ningún miembro en línea

dinero, riqueza y emprendedores

dinero, riqueza y emprendedores

 dinero, riqueza y emprendedores

Está aquí: Inicio > [ DINERO (WIKINFO) ] > ıllı Moneda Liberty Head (wikinfo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas