ıllı Dinero, Economía, Riqueza y Emprendedores (2018)

Portal wikinfo sobre dinero, economía, forex, bolsa, seguros, hipotecas, créditos, multiniveles y emprendedores

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Dinero, la Riqueza y el Éxito Personal:

ıllı Franco suizo (wikinfo)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

dinero, riqueza y emprendedores

salud  ıllı Franco suizo (wikinfo) 


Antes de mil setecientos noventa y ocho, cerca de setenta y cinco entidades acuñaban moneda en Suiza, entre aquéllas que se incluían veinticinco cantones y semicantones, dieciseis urbes, abadías... lo que dio como resultado prácticamente ochocientos sesenta tipos diferentes de monedas en circulación, con diferentes valores, denominaciones y sistemas monetarios. Entre estas monedas se hallaban los táleros de Berna, Zúrich, Basilea, Ginebra, el florín de Friburgo, etc.


Franco de la República Helvética, mil setecientos noventa y ocho-1803


En mil setecientos noventa y ocho, la República Helvética introdujo un nuevo sistema monetario basado en el tálero de Berna, dividido en diez batzen o bien cien rappen. El franco suizo equivalía a seis gramos y 3 cuartos de plata pura, o bien 1½ franco francés. Este franco se emitió hasta el final de la República Helvética en mil ochocientos tres, mas sirvió como modelo para las monedas de muchos cantones de la rehabilitada Confederación Suiza.


Algunas de estas monedas fueron el franco de Argovia, Appenzell, Basilea, Berna, Ginebra, Zurich, Claraboya, Friburgo, Glaris, Tesino y un largo etc..


Franco de la Confederación Helvética, mil ochocientos cincuenta-


Aunque cerca de veintidos cantones y semicantones emitieron moneda propia entre mil ochocientos tres y mil ochocientos cincuenta, menos del quince por ciento del dinero en circulación en Suiza en mil ochocientos cincuenta se generaba de forma local, siendo el resto moneda extranjera, eminentemente del dinero que traían de vuelta los mesnaderos. Además de esto, ciertos bancos privados empezaron a producir los primeros billetes, con lo que al final hubo cerca de ocho mil monedas y billetes diferentes circulando al unísono, haciendo del sistema monetario algo complejo.


Para solventar el inconveniente, la nueva Constitución Federal suiza de mil ochocientos cuarenta y ocho detallaba que el Gobierno Federal sería la única entidad autorizada para producir dinero en Suiza. Un par de años después le prosiguió la primera ley federal monetaria, aprobada por la Reunión Federal el siete de mayo de mil ochocientos cincuenta, que introducía el franco como unidad monetaria de Suiza. El franco se introdujo a la par con el franco francés. Reemplazó a las distintas monedas de los cantones suizos, muchos de los que estuvieron usando el franco (dividido en diez batzen o bien cien rappen) y que equivalía a 1½ franco francés.


En mil ochocientos sesenta y cinco, Francia, Bélgica, Italia y Suiza crearon la Unión Monetaria Latina, en la que acordaron fijar sus monedas nacionales a una base de cuatro,50 gramos de plata o bien 0,290322 gramos de oro. Si bien a lo largo de la década de mil novecientos veinte la unión comenzó a desvanecerse y concluyó sus pactos de forma oficial en mil novecientos veintisiete, el franco suizo prosiguió sosteniendo exactamente la misma tasa de cambio hasta mil novecientos treinta y seis, cuando padeció su única depreciación el veintisiete de septiembre a lo largo de la Gran Depresión. La moneda se devaluó un treinta por ciento tras las devaluaciones de la libra esterlina, el dólar estadounidense y el franco francés. En mil novecientos cuarenta y cinco, Suiza se sumó a los Pactos de Bretton Woods y fijó el franco al dólar con una tasa de cambio de cuatro,30221 CHF por dólar. Esta tasa cambió a cuatro,375 CHF en mil novecientos cuarenta y nueve.


Entre mediados de dos mil tres y dos mil seis, la tasa de cambio del franco con el euro se ha mantenido estable en torno a uno con cincuenta y cinco CHF por euro, con lo que el franco suizo ha caído y subido al lado del euro frente al dólar y otras divisas. En el mes de marzo de dos mil ocho se cambiaba por vez primera a 1 dólar.


Históricamente, el franco suizo se ha considerado una moneda segura con una inflación virtual de cero y un requisito legal en el que puede ser apoyado por menos del cuarenta por ciento de divisas extranjeras. No obstante, su fijación al oro, que data desde los años veinte, acabó el 1 de mayo de dos mil tras un referendo. En el mes de marzo de dos mil cinco, tras un programa de venta de oro, el Banco Nacional Suizo tenía mil doscientos noventa toneladas de oro en reservas, que equivalían al veinte por ciento de sus recursos.


En septiembre de dos mil once, frente a la fuerte demanda del franco como valor cobijo debido a la crisis del sistema de finanzas, el banco central suizo decide limitar el género de cambio del franco frente al euro, imponiendo una tasa de cambio mínima de uno con veinte francos por euro. La razón argumentada es el peligro que suponía para la economía suiza una excesiva sobrevaloración de su moneda. Desde la data de la introducción de tal límite en la tasa de cambio, este ha continuado cerca de dicho valor con ligeras alteraciones.


El quince de enero de dos mil quince, el Banco Nacional de Suiza abandonó la tasa de cambio mínima de uno con veinte francos por euro, cortando los modelos de interés de los depósitos bancarios hasta el -0,75 por ciento desde el -0,25 por ciento . El franco subió hasta 0,8052 por euro (o bien más de treinta por ciento ) ya antes de descender hasta uno con cincuenta y nueve francos por euro exactamente el mismo día.


República Helvética


Entre mil setecientos noventa y ocho y mil ochocientos tres se acuñaron monedas de vellón en denominaciones de 1 rappen, ½ batzen y 1 batzen. Asimismo se emitieron monedas de plata de cinco, diez, veinte y cuarenta batzen. Esta última moneda asimismo podía encontrarse llamada como de cuatro francos. En mil ochocientos se acuñaron monedas de oro de dieciseis y treinta y dos francos.


Confederación Helvética


En mil ochocientos cincuenta, se introdujeron monedas en denominaciones de 1, dos, cinco, diez, veinte céntimos, ½, 1, dos y cinco francos, siendo las de 1 y dos céntimos de bronce, las de cinco, diez y veinte céntimos de vellón, y el resto en plata de novecientos milésimas. Entre mil ochocientos sesenta y mil ochocientos sesenta y tres la cantidad de plata se redujo a ochocientos milésimas, antes que se adoptase el estándar francés en mil ochocientos setenta y cinco de ochocientos treinta y cinco milésimas salvo en las monedas de cinco francos. En mil ochocientos setenta y nueve, el vellón fue reemplazado por el cuproníquel en las monedas de cinco y diez céntimos, y por el níquel en las de veinte céntimos.


Las 2 guerras mundiales tuvieron un escaso efecto en el sistema monetario suizo, emitiéndose de forma temporal monedas en latón y cinc. En mil novecientos treinta y uno, el tamaño de las monedas de cinco francos se redujo de los veinticinco gramos a los quince, y el contenido en plata asimismo se redujo a ochocientos treinta y cinco milésimas. Por año siguiente, el níquel reemplazó al cuproníquel en las monedas de cinco y diez céntimos.


A finales de la década de mil novecientos sesenta, debido a la fijación con el dólar estadounidense, los costes de los aranceles medraron de forma significativa. El material usado para acuñar las monedas sobrepasaba sobradamente del valor facial, y muchas monedas se estaban empleando para fundirlas y vender el metal, lo que llevó al gobierno a declarar estas prácticas ilegales.


Las monedas de 1 céntimo se han seguido acuñando hasta dos mil seis en pequeñas cantidades, puesto que no jugaban ningún papel esencial en la economía suiza desde el último cuarto del siglo veinte. La gente que podía justificar el empleo de las monedas de 1 céntimo por motivos monetarios podía conseguirlas con su valor facial. No obstante el resto, como coleccionistas, deberían abonar cuatro céntimos más por moneda para cubrir los gastos de producción, que habían sobrepasado el valor facial de la moneda desde hacía bastante tiempo. A fines de la década de mil novecientos setenta la moneda cayó en desuso. Sin embargo, no se retiró de la circulación hasta el 1 de enero de dos mil siete. La moneda de dos céntimos no se acuña desde mil novecientos setenta y cuatro, y se desmonetizó el 1 de enero de mil novecientos setenta y ocho.


La moneda de cinco céntimos prosigue en empleo y prosigue siendo de curso legal pese a que el costo de producción de exactamente la misma es de once céntimos. Una de las primordiales razones del gobierno para no deshacerse de esta moneda es que aún se emplea en el momento de poner el coste de recursos y servicios, como por servirnos de un ejemplo los sellos de ochenta y cinco céntimos. El servicio de correos suizo estudia la posibilidad de acrecentar el costo, o quitar esta clase de servicio de segunda clase.


Los diseños de las monedas prácticamente no han variado desde mil ochocientos setenta y nueve. Entre los cambios más notables se hallan los nuevos diseños de monedas de cinco francos de mil ochocientos ochenta y ocho, mil novecientos veintidos, mil novecientos veinticuatro y mil novecientos treinta y uno. Desde mil novecientos cuarenta y ocho se usa un nuevo diseño para las monedas de bronce. En mil novecientos ochenta y tres se alteró el número de estrellas que aparecen en las monedas, que pasaron de veintidos a veintitres.


Las monedas de diez céntimos acuñadas desde mil ochocientos setenta y nueve hasta hoy (excluyendo los periodos comprendidos entre mil novecientos dieciocho-mil novecientos diecinueve y mil novecientos treinta y dos-mil novecientos treinta y nueve) tienen exactamente el mismo diseño, tamaño y composición, y aún pueden encontrarse en circulación. Todas y cada una de las monedas suizas tienen las leyendas anotadas en latín.


Además de estas monedas generales para la circulación, se han acuñado múltiples series conmemorativas, tanto bimetálicas, como en oro o bien en plata. Si bien estas monedas no son de curso legal, se pueden mudar por su valor facial en las oficinas de correo o bien en las sedes del Banco Nacional.

ImagenDenominaciónMetalCantoDiámetro
(mm)Peso
(g)Grosor
(mm)AnversoReverso5 CéntimosCu+Al+NiLiso17,151,801,25Helvetia - CONFŒDERATIO HELVETICA - año de acuñación5 - Ramas de parra10 CéntimosCu+NiLiso19,153,001,45Helvetia - CONFŒDERATIO HELVETICA - año de acuñación10 - Ramas de roble20 CéntimosCu+NiLiso21,054,001,65Helvetia - CONFŒDERATIO HELVETICA - año de acuñación20 - Ramas de parra½ FrancoCu+NiEstriado18,202,201,25Helvetia - Estrellas½ Fr. - Rama de roble - año de acuñación1 FrancoCu+NiEstriado23,204,401,55Helvetia - Estrellas1 Fr. - Rama de roble - año de acuñación2 FrancosCu+NiEstriado27,408,802,15Helvetia - Estrellas2 Fr. - Rama de roble - año de acuñación5 FrancosCu+NiLiso31,4513,202,35Guillermo Tell - CONFŒDERATIO HELVETICA5 FR - Escudo de Suiza - Ramas de edelweiss

En mil novecientos siete el Banco Nacional Suizo se encargó de la emisión de los billetes que hasta la data venían imprimiendo los cantones y otros bancos privados. Introdujo los primeros billetes de cincuenta, cien, quinientos y mil francos. En mil novecientos once se agregaron los de veinte, seguido de la denominación de cinco en mil novecientos trece. Un año después, el Tesoro Federal emitió papel moneda en denominaciones de cinco, diez y veinte. Estos billetes se imprimieron en 3 idiomas: alemán, francés y también italiano. El Banco Estatal de Préstamos asimismo emitió billetes de veinticinco francos ese año. En mil novecientos cincuenta y dos, el Banco Nacional dejó de producir billetes de cinco francos y también introdujo los de diez en mil novecientos cincuenta y cinco. En mil novecientos noventa y seis, se introdujo el billete de doscientos francos, al paso que cesaba la emisión del billete de quinientos.


El Banco Nacional ha emitido 8 series de billetes, 6 de las que se han impreso para empleo general entre el público. La sexta serie, de mil novecientos setenta y seis, la diseñaron Erns y Ursula Hiestand, y en ella aparecen personajes del planeta de la ciencia. Esta serie fue reemplazada y va a perder su valor facial el 1 de mayo de dos mil veinte. Llegado el dos mil seis aún hay un elevado número de billetes de esta serie que no se había alterado, pese a no estar en curso legal desde dos mil uno.


La séptima serie se imprimió en mil novecientos ochenta y cuatro y se sostiene como una "serie de reserva", dispuesta para emplearla en el caso de que las series actuales sean falsificadas. Cuando el Banco Nacional Suizo decidió desarrollar nuevas medidas de seguridad y desamparar el término de las series de reserva, las peculiaridades y detalles de los billetes de la séptima serie fueron revelados y los billetes impresos se destrozaron.


La octava serie, circulando hoy en día, la diseñó Jörg Zintzmeyer y entre sus temas aparecen abundantes artistas. Además de esto, del nuevo diseño, esta serie tiene otras peculiaridades que las precedentes, como por servirnos de un ejemplo la substitución del billete de quinientos francos por uno de doscientos. Los colores predominantes de los billetes son afines a los de la serie precedente, salvo en el de veinte, que se cambió de azul a colorado para eludir la confusión con el billete de 100; y el de diez pasó de colorado a amarillo. El tamaño de los billetes asimismo cambió, pasando a tener todos exactamente la misma altura (setenta y cuatro mm), al paso que la anchura se acrecienta en proporción al valor del billete (a mayor valor, más largo es). La nueva serie contiene considerablemente más medidas de seguridad, de las que la mayor parte son perceptibles.


Todos los billetes están escritos en los 4 idiomas oficiales de Suiza. En un lado van en alemán y romanche, y por el otro en francés y también italiano.

Imagen del anversoImagen del reversoDenominaciónColor predominanteDimensionesAnversoReverso10 FrancosAmarillo126 x setenta y cuatro mm10 - Dix Francs - Dieci Franchi - Le Corbusier - BANQUE NATIONALE SUISSE - BANCA NAZIONALE SVIZZERA10 - Zehn Franken - Diesch Francs - SCHWEIZERISCHE NATIONALBANK - BANCA NAZIUNALA SVIZRA20 FrancosRojo137 x setenta y cuatro mm20 - Zwanzig Franken - Ventg Francs - Arthur Honegger - SCHWEIZERISCHE NATIONALBANK - BANCA NAZIUNALA SVIZRA20 - Ving Francs - Venti Franchi - BANQUE NATIONALE SUISSE - BANCA NAZIONALE SVIZZERA50 FrancosVerde148 x setenta y cuatro mm50 - Fünzig Franken - Tschuncanta Francs - Sophie Taeuber-Arp - SCHWEIZERISCHE NATIONALBANK - BANCA NAZIUNALA SVIZRA50 - Cinquante Francs - Cinquanta Franchi - BANQUE NATIONALE SUISSE - BANCA NAZIONALE SVIZZERA100 FrancosAzul159 x setenta y cuatro mm100 - Cent Francs - Cento Franchi - Alberto Giacometti - BANQUE NATIONALE SUISSE - BANCA NAZIONALE SVIZZERA100 - Hundert Franken - Tschient Francs - SCHWEIZERISCHE NATIONALBANK - BANCA NAZIUNALA SVIZRA200 FrancosMarrón170 x setenta y cuatro mm200 - Deux Cents Francs - Duecento Franchi - Converses Ferdinand Ramuz - BANQUE NATIONALE SUISSE - BANCA NAZIONALE SVIZZERA200 - Zweihundert Franken - Duatschient Francs - SCHWEIZERISCHE NATIONALBANK - BANCA NAZIUNALA SVIZRA1.cero FrancosVioleta181 x setenta y cuatro mm1000 - Tausend Franken - Milli Francs - Jacob Burckhardt - SCHWEIZERISCHE NATIONALBANK - BANCA NAZIUNALA SVIZRA1000 - Mille Francs - Mille Franchi - BANQUE NATIONALE SUISSE - BANCA NAZIONALE SVIZZERA

Cuando los billetes de la quinta serie perdieron su valor en el mes de abril de dos mil, el número de billetes no cambiados representaba un valor de cerca de doscientos cuarenta y cuatro con tres millones de CHF. Conforme con la ley suiza, toda esta cantidad de dinero fue a parar en el fondo suizo de urgencia para las pérdidas no aseguradas en el caso de desastres naturales.


En febrero de dos mil cinco se anunció un concurso para el diseño de una novena serie, planeada para emitirse en dos mil diez y bajo el leimotiv de "Una Suiza abierta al planeta". El resultado se anunció en el mes de noviembre de dos mil cinco, mas los diseños escogidos fueron muy criticados por la población.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  DINERO (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR RIQUEZA    



 

USUARIOS:

Hay 99 invitados y ningún miembro en línea

dinero, riqueza y emprendedores

dinero, riqueza y emprendedores

 dinero, riqueza y emprendedores

Está aquí: Inicio > [ DINERO (WIKINFO) ] > ıllı Franco suizo (wikinfo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas