ıllı Dinero, Economía, Riqueza y Emprendedores (2018)

Portal wikinfo sobre dinero, economía, forex, bolsa, seguros, hipotecas, créditos, multiniveles y emprendedores

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Dinero, la Riqueza y el Éxito Personal:

ıllı Fondo buitre (wikinfo)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

dinero, riqueza y emprendedores

salud  ıllı Fondo buitre (wikinfo) 


Un fondo buitre (en inglésvulture fund o bien holdout) es un fondo de capital peligro o bien fondo de inversión libre que invierte en una deuda pública de una entidad que se considera próxima a la quiebra. Conforme con el cronista Alcadio Oña, el modus operandi de los fondos buitre consiste sencillamente en adquirir en el mercado deuda de Estados y empresas al filo de la quiebra, a un porcentaje inferior al de su valor nominal (su valor facial), y después litigar o bien presionar por el pago del cien por ciento de este valor. En otras palabras, a través de la especulación financiera, los fondos buitre adquieren títulos de deuda de los países en una coyuntura económica bastante difícil, a coste bajísimo para entonces litigar en los foros de discusión internacionales y también procurar cobrar la totalidad del valor de esos bonos.


Como marco de fondo debe recordarse que el diez de marzo de mil novecientos ochenta y nueve, el secretario del Tesoro de los USA de América, Nicholas Brady, alteró la política de este país con respecto a la deuda internacional. Bajo la nueva política, famosa como “el Plan Brady”, se instó a los prestamistas a fin de que, de forma voluntaria, condonaran una parte de la deuda no atendida por los países menos desarrollados, reestructuraran el saldo de la deuda que quedaba pendiente de pago y dieran préstamos auxiliares a esos países.


El cobro de las deudas soberanas era extraña hasta la década de mil novecientos cincuenta, cuando la inmunidad soberana de los transmisores públicos fue limitada. Esta tendencia fue desarrollada debido con el tiempo historia de impagos a los acreedores comerciales por la parte de los gobiernos transmisores con mucha impunidad. Las acciones legales de cobro de la deuda soberana se comenzaron en la década de mil novecientos cincuenta. Un caso fue la congelación de las reservas de oro de Brasil en poder de la Reserva Federal.


La práctica de inversión en deudas soberanas con la pretensión de demandar asimismo se limitó debido a leyes singulares y por el hecho de que la mayoría de las deudas soberanas eran acumulables. En razón de las Doctrinas de Champerty, era ilegal en Inglaterra y los E.U. adquirir una deuda con la única pretensión de litigar sobre ella. La distinción que si la deuda fue adquirida para realizar una restauración o bien facilitar la inversión, la doctrina no era prohibida. La mayor parte de las jurisdicciones han eliminado esta doctrina anticuada.


Del mismo modo, la deuda soberana con acreedores comerciales a fines de mil novecientos ochenta se realizó eminentemente por los complejos bancarios. Este fue el resultado de la crisis de los petrodólares de la década de mil novecientos setenta, cuando los ingresos petroleros se reciclaron en los préstamos. La sindicación de deuda entre los bancos hizo restauración poco práctica, como un fondo, con la pretensión de litigar.


En los ochenta los sacrificios de reprogramación de la deuda en Latinoamérica crearon muchos instrumentos nuevos y de manera fácil comercializados como bonos Brady que trajeron nuevos jugadores en el mercado, incluyendo los bancos y fondos de cobertura. Los acreedores originales entonces escribieron sus situaciones y vendieron la deuda en el mercado secundario, que es un mercado compuesto por bancos y fondos de inversión centrados en la adquisición con descuentos para conseguir una rentabilidad sobre el mercado en sus inversiones.


En este proceso, la cantidad de deuda se recompró y transformada en moneda local por los transmisores soberanos de países en los programas de conversión de deuda oficiales diseñados para atraer la inversión, y en los países gravemente endeudados a través del Banco Mundial recompra financiados. El resultado es que las viejas estructuras se rompieron y muchas deudas recalcitrantes estaban libres para su adquiere con descuentos que superan el ochenta por ciento del valor de capital nominal.


El nombre es una metáfora que identifica a estos inversores de estos fondos con los buitres al sobrevolar pacientemente, aguardando para lanzarse sobre los restos de una compañía que se debilite rápidamente; o bien, en el caso de las deudas soberanas, de un país deudor. Los operadores de mercado prefieren eludir esta denominación con denotación negativa, y en su sitio los llaman distressed debt o bien «fondo de situaciones especiales» (special situations funds, en inglés). La presidentaArgentina, Cristina Fernández de Kirchner, en ocasión de una disputa con un fondo buitre que acabó con el rapto de la Fragata Libertad en un puerto extranjero, aseveró que «los buitres son las aves que empiezan a volar sobre los muertos; los fondos buitre sobrevuelan sobre países endeudados y en default. Son predadores sociales globales.»


Los fondos buitre no únicamente adquieren deudas de deudores corporativos, sino más bien asimismo de deudas soberanas estatales. Ese es el reciente caso de Argentina, por servirnos de un ejemplo, en el que los fondos buitre adquirieron una porción de la deuda pública externa a bajos costes en ocasiones solo el veinte por ciento de su valor nominal), y también procuraron que les pagasen cuando explotó la crisis económica argentina de dos mil uno. Un solo fondo buitre administrado por Kenneth B. Dart, heredero de la suerte de la Dart Container, demandó setecientos millones de dólares americanos en un juicio contra el gobierno argentino.


Elliott Associates tiene un largo historial de adquiere de deudas con el propósito de entablar juicios contra ellas. Conforme la legislación de la ciudad de Nueva York, jurisdicción en que se resuelve el juicio de los fondos buitres contra Argentina, es ilegal adquirir deuda con la pretensión y el propósito de litigar contra ella (N.Y. JUD. LAW § 489: NY Code – Section 489: Purchase of claims by corporations or collection agencies). No obstante, hasta el momento, de una forma o bien otra, estas organizaciones han conseguido evadir la condena prevista en la regla.


Jay Newman, especialista en la adquisición de deuda soberana de países en desarrollo y Michael Strauss aconsejaron a Water Street en lo referente a las compras de instrumentos de deuda de Polonia, Ecuador, C. de Marfil, Panamá y Congo, garantizadas por los respectivos Estados.Más tarde, Water Street entabló demandas contra cada uno de ellos de esos Estados con el objeto de conseguir el pago íntegro de la deuda que había comprado. Strauss actuó como apoderado judicial de Water Street en todos y cada uno de ellos de estos pleitos. En mayo de mil novecientos noventa y cinco, los inversores de Water Street decidieron liquidar el fondo y Jay Newman “colaboró activamente en la liquidación de Water Street”. Michael Strauss se había familiarizado con los elementos de la práctica de champerty (mediación interesada de parte incorrecta en pleito). Los clientes del servicio de Strauss fueron culpados de aplicar la Doctrina Champerty en los casos Banque de Gestion Privee-SIB contra la República de Paraguay, Suplemento de Fallos Federales, Vol. setecientos ochenta y siete, pág. cincuenta y tres (Distrito Sur de la ciudad de Nueva York); Water St. Bank and Trust Ltd. contra la R. del Congo, acción civil noventa y cuatro-mil ochocientos noventa y cuatro (juez SS) (Distrito Sur de la ciudad de Nueva York); y Water St. Bank and Trust Ltd. contra la República de Polonia, acción civil noventa y cinco-cuarenta y dos (juez LAP) (Distrito Sur de la ciudad de Nueva York). De forma adicional, Strauss conocía el caso de CIBC Bank and Trust Company (Cayman) Ltd., contra Banco Central do Brasil, Suplemento de Fallos Federales, Volumen ochocientos ochenta y seis, pág. mil ciento cinco (Distrito Sur de la ciudad de Nueva York) en que el demandado arguyó la existencia de la práctica de champerty.


En finanzas, lleva por nombre asimismo a los fondos buitre como holdouts (del inglésto hold out, quedarse fuera), en referencia a la acción que efectúa el tenedor de bonos de deuda pública que se sostiene por fuera de una negociación de amortización, en el marco de una reestructuración de dicha deuda provocada por una situación de cesación de pagos o bien default.


Cuando la entidad transmisora de títulos de deuda se halla en o cerca de un estado de suspensión de pagos, exactamente la misma hace una oferta pública de canje de dicha deuda, en un intento de remodelar el tiempo o bien la manera de amortización. Dicho canje requiere que los bonistas admitan el porcentaje mínimo ofrecido por la deuda pendiente. No obstante, si los términos y condiciones de los títulos de este modo lo aceptan, los bonistas pueden no admitir la oferta propuesta y quienes de esta forma lo hacen -los holdouts- sostienen su derecho a demandar el pago de los bonos a su valor nominal, esto es por el que los adquirieron.


Ello, por su parte, puede trastornar el proceso de reestructuración, creando una situación identificada como "el inconveniente de los holdouts". El inconveniente de los holdouts es visto como una forma de especulación puesto que estos apuestan que la reestructuración de la deuda se hará pese a no haber dado su permiso, lo que potencialmente aumentaría las posibilidades de ciertamente conseguir el pago al valor nominal, al tiempo que los bonistas que admitieron conseguirían un pago menor conforme a los términos de la negociación. En cambio, si la reestructuración no se realiza, entonces no se consigue ganancia alguna.


El Banco Mundial estima que más de una tercera parte de los países que han cumplido los requisitos de sus respectivos programas de reestructuración de deuda soberana han sido blanco de cuando menos veintiseis fondos buitres. Estos buitres han conseguido cobrar hasta un total de mil millones de dólares estadounidenses en deudas soberanas. Numerosos países prohíben que los fondos buitres puedan demandar ante sus cortes el cobro de esas deudas, mas quedan aún ciertas jurisdicciones, como la Isla de Suéter y las Islas Vírgenes Británicas.


En diciembre de mil novecientos noventa y cuatro, todos y cada uno de los acreedores que habían enjuiciado al Perú, después que este país entrase en default con salvedad de Pravin Banker Associates Ltd. desecharon sus demandas como contraprestación de la Declaración de Suspensión formulada por el Perú en el mes de noviembre de mil novecientos noventa y dos.


El veintisiete de octubre de mil novecientos noventa y cinco, el Perú y el Comité Consultor de Bancos para el Perú anunciaron en público un pacto de entrada destinado a establecer un plan de reestructuración de la deuda acorde con el Plan Brady. Fue solo tras concretarse el pacto de entrada, en el mes de enero de mil novecientos noventa y seis, que Elliott empezó a amontonar la deuda materia de esta acción judicial.


Entre el treinta y uno de enero y el 1 de marzo de mil novecientos noventa y seis, el fondo Elliott Associates adquirió en torno a veinte millones de dólares estadounidenses en títulos de la deuda soberana de Perú, pagando por estos títulos algo más de once millones de dólares americanos. Entre enero y junio de mil novecientos noventa y seis se negoció la hoja de términos sobre la reestructuración de la deuda peruana. De los más o menos ciento ochenta acreedores seleccionables para participar en la reestructuración de la deuda peruana, solo Elliott y Pravin Banker se rechazaron a hacerlo. Elliott Associates demandó entonces a Perú en los tribunales de la ciudad de Nueva York, perdiendo en primera instancia mas ganando en segunda instancia. Cuando el Gobierno de Perú se aprestaba a virar los fondos para abonar a los acreedores que sí habían entrado al canje de la deuda remodelada, este fondo buitre consiguió una orden judicial de embargo contra ese dinero. De esta manera, ya sin tiempo para apelar de dicha orden judicial, Perú se vio obligado a pagarle a Elliott Associates para no regresar a caer en default soberano.


En este caso, el juez neoyorkino Robert W. Sweet, del Juzgado Federal de Primera Instancia para el Distrito Sur de la ciudad de Nueva York, narró en su sentencia como regularon el dueño de Elliott Associates Paul Singer y Jay Newman, un especialista en adquirir deudas en el tercer planeta y que había trabajado en Lehman Brothers y en Morgan Stanley. En la sentencia, el juez Sweet asevera que «Elliott Associates adquirió la deuda peruana con la pretensión y el propósito de entablar un juicio. Tal pretensión y tal propósito pueden deducirse de la estrategia de inversión empleada por Elliott Associates, los antecedentes profesionales de las personas que se juntaron para materializar el proyecto de la deuda peruana, la dilatación —por una parte de Elliott— del cierre de las operaciones de adquisición de la deuda.


Elliott conformó un equipo de inversión para la adquisición de deuda en los mercados emergentes, cuyos miembros fueron primordialmente, Jay Newman, Andrew Kurtz (experimentado analista y administrador de cartera de Elliott), Paul Singer y Ralph Dellacamera (jefe de negociación de Elliott).De manera adicional el equipo contrató los servicios de Michael Strauss, en calidad de consultor externo.


Elliott Associates asimismo entabló demanda judicial contra la República de Panamá. Entonces, ese juicio fue desechado debido a que Water Street no cumplió con descubrir al juzgado la identidad de sus inversores. En este pleito, Michael Strauss actuó como apoderado judicial de Elliott.


En Francia, el fondo NML Elliot había perdido un juicio contra el país el cuatro de abril de dos mil trece, en tanto que la Corte Suprema de Francia decretó que la Argentina está en su derecho a remodelar su deuda externa y acreditó los llamados para intercambiar títulos en default de dos mil cinco y dos mil diez.


Los títulos de deuda argentinos fueron emitidos en mil novecientos noventa y cuatro, con arreglo al Fiscal Agency Agreementcláusula pari passu. Tras el default del dos mil uno, el país ofreció en dos mil cinco y dos mil diez un canje de la deuda argentina a sus acreedores. En los dos canjes se reducían los montos y se diferían los pagos, lo que fue admitido por el noventa y tres por ciento de los tenedores de bonos.


Sobre ese país los fondos buitre han impuesto veintiocho embargos desde dos mil uno, el Estado ha conseguido recobrar todos y cada uno de los recursos por la vía legal, derrotando a los fondos buitre en todas y cada una de las ocasiones.El veintiocho de noviembre la Organización Marítima Internacional (OMI) certificó que la Fragata Libertad es un navío militar y por consiguiente es inembargable. El veintiseis de junio de dos mil trece, la Corte Suprema de Ghana forzó en el fondo NML Elliot a abonar ocho millones de dólares estadounidenses a la administración del puerto de Tema por sostener secuestrada la Fragata Libertad.


El fondo Elliott Associates de Paul Singer demandó a la Argentina frente a la Corte de la ciudad de Nueva York en dos mil once. El siete de diciembre el juez Thomas Griesa falló en favor de los fondos NML Capital, Aurelius Capital, fallo confirmado por la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito. Argentina apeló la resolución frente a la Corte Suprema de USA con el acompañamiento de los gobiernos de Dilma Rousseff y Enrique Peña Nieto, de la American Chamber of Commerce of Argentine y del Premio Nobel en Economía, Joseph Stiglitz.


En junio de dos mil trece, en un escrito llamado "Amicus Curiae" (frente a la Cámara de Apelaciones de la ciudad de Nueva York), el gobierno de Estados Unidos afirmó que la interpretación de Griesa "podría permitir a un solo acreedor frustrar la aplicación de un plan de reestructuración con apoyo internacional, y con esto minar las décadas de sacrificios que USA ha gastado, para fomentar un sistema de colaboración y resolución de las crisis de deuda soberana".se economista y ex- Ministro de Economía Aldo Ferrer apuntó que ninguno de los inconvenientes económicos argentinos se resuelven con el pago a los Fondos Buitre. Asimismo apoyaron la situación argentina, El G setenta y siete.la UNASURel Conjunto Bricsla CELACy más de ochenta países (entre ellos G. Bretaña, Bolivia, USA, Venezuela, Chile, Uruguay, Ecuador, Italia, Brasil, Suiza, Perú, Rusia, etcétera)


En la Cámara de Apelaciones de la ciudad de Nueva York, Argentina recibió el respaldo del gobierno de U.S.A., mediante una presentación como Amicus Curiae del fiscal federal del distrito sur de Manhattan, Preet Bharara.En su escrito, Bharara apuntó que no levantar el bloqueo de fondos para el pago a bonistas remodelados, tendría "serias consecuencias para la economía argentina y para los intereses de U.S.A. en la zona", conforme a lo dicho por la Agencia AFP.En el mes de junio de dos mil catorce, el Gobierno estadounidense advirtió que la interpretación de Griesa «podría permitir a un solo acreedor frustrar la aplicación de un plan de reestructuración con apoyo internacional, y con esto minar las décadas de sacrificios que U.S.A. ha gastado para fomentar un sistema de colaboración y resolución de las crisis de deuda soberana».


En dos mil dieciseis el nuevo gobierno de Argentina le pagó nueve mil trescientos millones de dólares estadounidenses a los fondos buitres incluyendo cuatro.782 millones al de Paul Singer. Dicho pago se halla investigado por la justicia argentina por graves irregularidades detectadas en el pago, entre ellas: No se realizaron informes por la parte de áreas técnicas de organismos estatales que sostengan los montos demandos, hubo pacto firmados a mano alzada, no se individualizaron los títulos incorporados, y en la mayor parte de los casos se acuerdó abonar más de lo acordado en las sentencias. Al examinar los desembolsos, los peritos asimismo aseguraron que no hay reportaje que avale qué títulos se abonaron. A dos mil dieciseis la causa es llevada adelante por el fiscal federal Federico Delgado sobre las irregularidades en el pago a los fondos buitre que ordenó el gobierno de Mauricio Macri.paralelamente se abrió una causa contra Mauricio Macri por la negociación con los buitresDonde se lo estudia por una presunta "delictiva negociación".Un año después se revelaría de la mano dw Greg Palast, cronista de New York Times, BBC y The Guardian donde en un entrevista Paul Singer acepta que financió con dos con cinco millones de dolares la campaña presidencial de Mauricio Macri, de esta manera asegurarse una ganancia exponencial sobre su juicio contr Argentina, en tal maniobra y en el arreglo que haria eñ gobierno de Macri con su fondo consiguió unas ganancias de un diez mil por ciento.


Datos del reputado diario británico Financial Times, para pagarles Argentina emitió la mayor suma de deuda para cualquier nación en desarrollo desde mil novecientos noventa y seis, siendo el país que más se endeudó en el planeta desde mil novecientos noventa y seis.Días después como consecuencia de esta política nacieron los llamados fondos de "tercera generación", una nueva tanda de demandantes con bonos que no ingresaron a los canjes de deuda de dos mil cinco y 2010; y tampoco admitieron la propuesta del gobierno Mauricio Macri. A inicios de dos mil dieciseis la depreciación del peso de dólares americanos 9,8 a dólares americanos 13,95 produjo un aumento de dólares americanos 40.000 millones en la deuda de las provincias, lo que representa un veinte por ciento del stock total de exactamente las mismas. Tras meses de investigaciones el fiscal del caso declaró: el endeudamiento por o bien dólares americanos s dieciseis.quinientos millones que enfrentó la administración de Cambiemos para entonces anular en efectivo o bien dólares americanos s doce y quinientos millones a los bonistas en default fue el colofón de una gigantesca estafa al Estado nacional.


En noviembre de dos mil dieciseis un nuevo fondo volvió a denunciar a la Argentina.


A raíz de la grave crisis financiera primero y después económica de España que reventó en dos mil ocho, los fondos buitres adquieren activos a costos de saldo, tanto del Estado De España, como de las Comunidades Autónomas y asimismo de las entidades. Por servirnos de un ejemplo en el mes de febrero de dos mil trece el fondo buitre Cerberus se hizo con una cartera de quinientos setenta y cuatro millones de euros en activos errados de particulares y pequeñas y medianas empresas pertinentes al Banco Liberbank, surgido de la fusión de 3 Cajas de Ahorro. Espera conseguir una rentabilidad de veintiuno con tres millones de euros.


En dos mil quince el Estado asociado a los EE UU de Puerto Rico se declaró en default puesto que no consiguió abonar los O bien dólares americanos S cincuenta y ocho millones de intereses el primero de agosto, con lo que entró en cesación de pagos. Un conjunto de fondos buitre, entre aquéllos que se hallan Davidson Kempner y Aurelius Capital, rechazaron la resolución. Estos fondos tienen en sus manos O bien dólares americanos S cuatro mil quinientos millones de deuda, y contrataron un conjunto de ex- directivos del Fondo Monetario, formado por los argentinos Claudio Loser y José Fajgenbaum, así como el ecuatoriano Jorge Guzmán para negar la posibilidad de una quita y proceder a embargar activos puertoriqueños.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  DINERO (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR RIQUEZA    



 

USUARIOS:

Hay 264 invitados y ningún miembro en línea

dinero, riqueza y emprendedores

dinero, riqueza y emprendedores

 dinero, riqueza y emprendedores

Está aquí: Inicio > [ DINERO (WIKINFO) ] > ıllı Fondo buitre (wikinfo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas