ıllı Dinero, Economía, Riqueza y Emprendedores (2018)

Portal wikinfo sobre dinero, economía, forex, bolsa, seguros, hipotecas, créditos, multiniveles y emprendedores

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Dinero, la Riqueza y el Éxito Personal:

ıllı Estanflación (wikinfo)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

dinero, riqueza y emprendedores

salud  ıllı Estanflación (wikinfo) 


La estanflación (calco del inglés: stagflation, palabra compuesta desde stagnation, estancamiento, y también inflation, inflación) señala el instante o bien coyuntura económica en que, en una situación inflacionaria, se genera un estancamiento de la economía y el ritmo de la inflación no cede.


Estanflación es un término que fue acuñado en mil novecientos sesenta y cinco por el entonces ministro de Finanzas británico, Ian McLeod quien, en un alegato frente al Parlamento en ese año, dijo:


Estanflación combina los términos «recesión» (o bien estancamiento) y también «inflación»; es la coyuntura económica que señala la simultaneidad del levanta de costes, el incremento del desempleo y el estancamiento económico, entrando en una crisis o bien aun recesión.


Formalmente, se determina que hay una recesión cuando el Producto Interno Bárbaro (Producto Interior Bruto) mengua a lo largo de 2 trimestres sucesivos. Cuando la recesión llega acompañada de alta inflación, el proceso recibe el nombre de estanflación; se considera uno de los peores escenarios económicos posibles por la complejidad de su manejo y corrección. Las políticas monetarias y fiscales que acostumbran a usarse para estimular una economía regresiva empeoran el componente inflacionario de la estanflación y las políticas monetarias restrictivas que se emplean para combatir la inflación tienden a ahondar y ampliar su componente regresivo.


La estanflación distorsiona totalmente los mercados y pone a los hacedores de políticas de los gobiernos y sus bancos centrales en una situación 'perder-perder'. En la estanflación la recesión acostumbra a ser parcial, registrándose simultáneamente el decrecimiento de ciertos ámbitos, como la producción de recursos, al lado del desarrollo de otros ámbitos, como la producción de servicios. Si se trata de una economía parcialmente abierta y la inflación viene acompañada de un proceso de depreciación, puede darse de alta una contracción de las actividades que consumen divisas y una expansión de las que producen divisas. Esto representa un reto enorme para las autoridades puesto que reciben señales mixtas y contradictorias sobre la economía que hacen realmente difícil decidir qué políticas aplicar, exactamente en qué secuencia y exactamente en qué instante tomarlas. "Es lo peor de los 2 mundos" afirman muchos economistas.

Fotografía de 1974: un hombre en una estación de servicio lee las noticias sobre el plan de racionamiento de gas, al tiempo que en el fondo se lee un cartel anunciando falta de gasolina.

Históricamente y con ciertos matices, siempre y en todo momento han existido en el planeta 2 posturas económicas en puja: el "Librecambismo" y el "Intervencionismo". En la temporada moderna, hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial en mil novecientos catorce, el planeta vivió predominantemente una era de "libre mercado", donde las personas podían desplazarse de manera libre de un territorio a otro y donde los recursos eran comerciados conforme las reglas naturales de la oferta y demanda. Se trataba de la llamada "mano invisible" que aparentemente autorregulaba el mercado, una metáfora acuñada por el pensador Adam Smith en su libro "La riqueza de las naciones" (mil setecientos setenta y seis).


Otra incesante histórica ha sido la existencia de ciclos económicos, o sea oscilaciones recurrentes donde una fase de expansión es seguida, tras cierto tiempo, por otra fase de contracción. Esta última siempre y en toda circunstancia deriva en una crisis económica que afecta a la población por norma general. En una economía de mercado, los efectos inmediatos de una crisis económica acostumbran a ser un levanta aguda del desempleo y una deflación en los costes, en tanto que la oferta de recursos y servicios supera a la demanda. Tras la Gran Depresión de Norteamérica, tomó fuerza la corriente económica llamada keynesianismo, que aunque consideraba a los ciclos económicos como fenómenos ineludibles, postulaba que el Estado podía compensar los efectos negativos de estas crisis acrecentando el gasto público, lo que produciría más puestos y por tanto una mayor demanda de recursos y servicios.


Tras la Primera Guerra Mundial, países como Rusia adhieren al comunismo, una corriente que se apoya en la planificación estatal, al paso que en Occidente se acentúa poquito a poco un mayor participación de los estados en la economía. Una especie de economía mixta, donde se respeta la propiedad privada si bien aumenta sensiblemente la participación estatal en defensa de valores como la justicia y el bienestar social. Esta situación se consolida claramente tras la Segunda Guerra Mundial.


El keynesianismo se transformó no solo en una corriente económica, sino más bien asimismo ideológica, vinculada al bienestar social. Término que fue bien acogido por las democracias occidentales, influidas a lo largo de los años ´50 y ´60 por el avance de las ideas marxistas. En consecuencia, lo que empezó siendo una propuesta inusual y temporal para tiempos de crisis, acabó transformándose en una política económica permanente.


Crisis del petróleo

Crisis del petróleo de 1973

Sin embargo, la crisis del petróleo de mil novecientos setenta y tres afianzó la creación de un nuevo fenómeno hasta ese momento poco conocido: la "estanflación". El excepcional incremento del coste de este recurso generó entre otros muchos efectos un enorme incremento en los costos de producción, lo que forzó a las compañías a elevar los costos de los recursos en esa proporción. El incremento en el nivel general de costos no se equilibró con la demanda como en casos precedentes, lo que derivó en menor consumo y por tanto en una reducción de la producción, lo que además de esto produjo mayor desempleo. Por vez primera convivían la inflación y el desempleo.


El Estado, que a lo largo de décadas había crecido promoviendo la inversión pública y la asistencia social, no contaba ya con herramientas eficaces para combatir este nuevo fenómeno. La inflación se había transformado en un auténtico inconveniente que, conforme los economistas liberales, solo podía resolverse estabilizando la oferta monetaria. Esto que requería inevitablemente un ajuste fiscal, ya fuera mediante mayor deuda, mayor colecta o bien menor gasto público.El primordial inconveniente de estos "planes de estabilización" era que requerían una reestructuración total de la economía, no solo reformas apartadas. Para empeorar la situación, la inflación no acostumbraba a reducirse de manera inmediata, sino por efecto de "arrastre" se sostenía en niveles altos a lo largo de cierto tiempo más, aguzando de esta manera el cuadro regresivo. En ciertos países, estas reformas parciales de la economía derivaron en casos extremos de "hiperinflación".


Paralelamente, los economistas liberales empezaron a cuestionar las políticas keynesianas, argumentando no solo cuestiones económicas, sino más bien asimismo factores asociado-políticos. Mantenían que la carencia de incentivos para las personas emprendedoras, la limitación de las libertades individuales y la escasez de productos o bien servicios enormemente demandados por la población. Todo esto llevó al surgimiento de una nueva corriente asociado-económica: el neoliberalismo, que alcanzaría su auge a lo largo de las décadas de mil novecientos ochenta y mil novecientos noventa basándonos en las ideas de la Escuela de la ciudad de Chicago y del Acuerdo de Washington.


La estanflación se transforma en un problema para la política monetaria que debe seleccionar entre las medidas generalmente utilizadas para acrecentar el desarrollo económico y acrecentar por consiguiente una inflación desbocada o bien políticas para combatir contra la inflación que dismuyen la actividad en una economía en situación de paro. En general los bancos centrales deben seleccionar entre reactivar la economía o bien drenarla a través de el ajuste del género de interés del dinero, siendo este su primordial cometido. Reducir el género de interés provoca un desarrollo económico mas esto dispara la inflación, acrecentar el género de interés deja pelear con la inflación mas reduce el desarrollo económico. En la estanflación diríase que los dos inconvenientes cohabitan.


Parte de la complejidad a la que los bancos centrales se encaran en la estanflación es que exactamente la misma ocurre selectivamente en diferentes clases de activos. Por servirnos de un ejemplo, a fines de dos mil siete, los valores de las casas en EE. UU. comenzaron a caer (deflación) mientras que los costes del consumo empezaron a medrar (inflación). Los sacrificios de la Reserva Federal (dígase el Banco Central de EE. UU.) para eludir la caída de los costes de las residencias fueron dirigidos a reducir el género de interés para hacer las hipotecas más accesibles. Esto provocó que los usuarios tuviesen más dinero libre al reducirse los costes de los créditos.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  DINERO (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR RIQUEZA    



 

USUARIOS:

Hay 113 invitados y ningún miembro en línea

dinero, riqueza y emprendedores

dinero, riqueza y emprendedores

 dinero, riqueza y emprendedores

Está aquí: Inicio > [ DINERO (WIKINFO) ] > ıllı Estanflación (wikinfo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas