ıllı Dinero, Economía, Riqueza y Emprendedores (2018)

Portal wikinfo sobre dinero, economía, forex, bolsa, seguros, hipotecas, créditos, multiniveles y emprendedores

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Dinero, la Riqueza y el Éxito Personal:

ıllı Crisis energética de Venezuela (wikinfo)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

dinero, riqueza y emprendedores

salud  ıllı Crisis energética de Venezuela (wikinfo) 


La crisis energética de Venezuela de dos mil nueve-dos mil trece se refiere a un periodo a lo largo del como el país ensayó un marcado déficit de generación de energía eléctrica. La causa inmediata de la crisis fue una prolongada sequía que causó que el agua en el embalse de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar alcanzara niveles bajísimos. Esto ocurrió a lo largo de una nueva ocurrencia del fenómeno climático de El Pequeño, que se comenzó a desarrollar desde julio de dos mil nueve. Si bien se tomaron distintas medidas para superar la crisis, una de las más polémicas fue la implementación de un programa de racionamiento eléctrico en todo el país, salvo en la capital Caracas, que fue por último suspendido de forma oficial en el mes de junio de dos mil diez, debido a la restauración de los embalses por las lluvias, y para no interrumpir la transmisión de la Copa Mundial de Futbol de dos mil diez. Si bien el veintinueve de agosto de ese año el embalse de Guri alcanzó su nivel inmejorable de operación, los cortes de electricidad se han seguido generando dentro del país, si bien con una menor frecuencia y duración, esta vez impulsados por fallas en otras unas partes del sistema. La situación de "urgencia eléctrica" decretada por el gobierno el veintiuno de diciembre de dos mil nueve, fue suspendida el treinta de noviembre de 2010; sin embargo, el catorce de mayo de dos mil once, después de que el país experimentara 2 apagones nacionales, el gobierno de Hugo Chávez anunció un plan de racionamiento temporal y reconoció que el sistema eléctrico seguía encarando "debilidades en la generación" que no aguardaban superar hasta acabar el año.


El inconveniente energética fue extensamente politizado en Venezuela: aparte de la sequía, el gobierno de Hugo Chávez culpó asimismo a ámbitos pudientes de la población de la crisis, asegurando que despilfarraban la energía eléctrica. La oposición venezolana respondió responsabilizando al propio gobierno, acusándolo de no haber efectuado las inversiones precisas para proseguir el ritmo de desarrollo de consumo eléctrico del país, como haber descuidado la infraestructura eléctrica, que fue absolutamente nacionalizada unos años atrás.


De pacto a la CEPAL, la crisis eléctrica fue uno de los factores que contribuyó a prolongar la crisis económica que Venezuela experimentaba desde el dos mil nueve. Además de esto, esta crisis asimismo influyó en el notable incremento de votos que la oposición venezolana ensayó en las elecciones parlamentarias festejadas en el mes de septiembre de dos mil diez.


Venezuela, el primordial exportador de petróleo de Sudamérica, está padeciendo una larga sequía que ha reducido significativamente el volumen de agua de los embalses de las plantas de energía hidroeléctrica. Para el dos mil nueve, el setenta y tres por ciento de la energía eléctrica consumida por los venezolanos dependía de estas centrales. De forma adicional, el consumo de electricidad del país se ha estado acrecentando en un seis por ciento anual, porcentaje que supera el ritmo de desarrollo en la oferta eléctrica que se ha estado instalando.


Bajo nivel del embalse de Guri

Central Hidroeléctrica Simón Bolívar.

La primordial central del sistema hidroeléctrico es la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, con capacidad de generación de diez.000 MW, mas que ahora está produciendo solo unos cinco.000 MWh, se ha visto perjudicada por la sequía, y para comienzos de febrero de dos mil diez, el nivel del embalse había descendido 9 metros bajo su nivel inmejorable. Si el nivel del embalse de Guri desciende bajo los doscientos cuarenta msnm, ciertas turbinas de la central no podrían marchar, y reduciría la oferta eléctrica del país. El gobierno previó que si no se hiciese nada, esta cota se alcanzaría en el mes de mayo de dos mil diez, con lo que comenzó a ejecutar una serie de medidas que buscar reducir la demandan eléctrica y disminuir al mínimo la dependencia venezolana de las centrales de energía hidroeléctrica. Para finales de marzo de dos mil diez, esta data se había postergado a junio de dos mil diez.


La posibilidad de que el embalse de Guri alcance el nivel crítico fue asomada por vez primera por el Presidente Hugo Chávez el treinta y uno de enero de dos mil diez, al asegurar que si las compañías no reducían su consumo de electricidad "el setenta por ciento del país quedaría sin servicio eléctrico". El nueve de marzo, Chávez fue más acentuado a este respecto, al declarar:


Posteriormente, el dieciocho de marzo, el ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque, anunció que no va a haber un colapso eléctrico, y que pensaban operar la central de energía hidroeléctrica Simón Bolívar bajo la cota de seguridad, si bien, aceptó, con restricciones en la generación de electricidad. Asimismo acusó a la oposición venezolana de ocasionar miedo en la población al charlar de "colapso". Operar bajo esta cota es peligroso pues podría entrar vapor a las turbinas, fenómeno conocido como cavitación, lo que puede producir daños mecánicos a exactamente las mismas.


Para el quince de abril de dos mil diez, el embalse del Guri alcanzó los ocho.79 metros sobre el nivel de colapso; no obstante, al día después su nivel aumentó un centímetro, el primer incremento reportado en meses. El veintitres de abril, el Ministro del Entorno, Alejandro Hitcher, aseguró que el Guri alcanzaría un ritmo de desarrollo normal en 15 o bien veinte días.25]? No obstante, conforme a Miguel Lara, ex--gerente general de la Oficina de Operación de Sistemas Interconectados, la crisis proseguirá por inconvenientes en el parque de generación térmico y en las líneas de transmisión, si bien reconoce que no es muy probable que el Guri colapse.


Deficiencia del parque térmico


La Empresa Eléctrica Nacional, organismo público que administra todas las compañías generadoras de electricidad, reconoció que para finales de dos mil ocho, el setenta y nueve por ciento de las centrales termoeléctricas tenían más de veinte años de antigüedad, y que el treinta por ciento registraban indisponibilidad por inconvenientes técnicos. Además de esto, de las centrales que estaban marchando, muchas no lo hacían a máxima capacidad: se producían tres.ochocientos MW, cuando la capacidad instalada era de nueve.051 MW.

Planta Centro, Carabobo.

Una de las primordiales centrales termoeléctricas del país, Planta Centro, tiene una capacidad instalada de dos mil MW, repartida en 5 unidades de cuatrocientos MW cada una. En los últimos meses únicamente 2 unidades se hallaban operativas, produciendo unos cuatrocientos cincuenta MW. Pese a que los fondos para reactivar una unidad auxiliar fueron entregados hace meses, para el comienzo de la crisis la obra presentaba un atraso de veintiuno meses. Más tarde, el veintisiete de marzo, una unidad fue detenida por mantenimiento. Para principios de abril de dos mil diez, Planta Centro opera únicamente con una unidad de cuatrocientos MW, que únicamente está produciendo doscientos cincuenta MW. Especialistas eléctricos creen poco probable que Planta Centro consiga recobrarse en un corto plazo, aduciendo falta de mantenimiento en los últimos tiempos como la primordial causa.


Otras plantas presentan situaciones similares: la planta Pedro Camejo está generando a cincuenta por ciento de su capacidad "por razones de comburente y transmisión asociada"; y la planta Josefa Camejo opera a un treinta y tres por ciento de su capacidad. De forma adicional, plantas operativas han reducido su generación desde el principio de la crisis: Planta Tacoa en Vargas debió apagar una unidad de trescientos setenta y siete MW en el mes de abril, y planta Ramón Laguna detuvo 2 máquinas que producían doscientos cincuenta y tres MW en el Zulia.


Disparidad en el aumento de la demanda y la oferta eléctrica


Incluso ya antes de la sequía de dos mil nueve-dos mil diez, ya existía una disparidad entre el aumento de la oferta y demanda de energía eléctrica en Venezuela; esta última se había venido acrecentando a un ritmo de siete por ciento anual desde el dos mil cinco. Este déficit ha sido criticado por la oposición, aduciendo que en los años precedentes el gobierno venezolano no efectuó las inversiones precisas para acrecentar la capacidad de generación eléctrica al mismo ritmo que el aumento de la demanda. Por otra parte, el gobierno ha acusado a campos la población de "despilfarrar" electricidad, y ha destacado el hecho de que Venezuela es el país con mayor consumo de electricidad por cabeza de América Latina.


De pacto a cifras de la Oficina de Operación de Sistemas Interconectados, el gobierno de Chávez completó menos de la mitad de las inversiones en generación termoeléctrica planeadas en 2005 Alí Rodríguez ha negado que el gobierno no haya efectuado las inversiones precisas, si bien reconoció que existen retrasos en la ejecución de proyectos.


Saturación de las líneas de distribución y transmisión


El veintiuno de abril de dos mil diez, se reportó un corte de energía desde el oriente al occidente del país, afectando a quince de los veinticuatro estados de Venezuela. Debido a la distribución de la falla, Ciro Portillo, ex--vicepresidente de Enelven, ha asegurado que exactamente la misma se debe a sobrecarga en una de las 3 líneas de transmisión que una parte del Guri. Ya antes de la crisis las líneas de transmisión estaban transmitiendo mil MW encima de su capacidad a lo largo de las horas pico. Las elevadas temperaturas que experimenta Venezuela entre abril y mayo influyen asimismo en la saturación de dichas líneas. La compañía Enelven, responsable de las zonas perjudicadas, no ha informado sobre las causas de este bajonazo de energía. Por su lado, el Centro Nacional de Administración ha informado que Cadafe-Occidente sobrecarga las líneas de transmisión diariamente.


El Presidente Chávez ha establecido como meta instalar en el dos mil diez una capacidad de generación de seis mil MW por medio de plantas termoeléctricas. Este incremento en la oferta eléctrica es superior a lo que se ha instalado en sus once años de gobierno, con lo que la meta fijada es notable. Además de esto, el costo estimado de este plan es superior a los cinco mil millones de dólares americanos estadounidenses.


El veinticuatro de abril, Alí Rodríguez Araque anunció que en el primer trimestre se instalaron seiscientos MW, y planean instalar mil cien MW auxiliares en el segundo trimetre de dos mil diez. Rebajó además de esto la meta de integración de generación en el dos mil diez, de seis mil MW a cinco mil MW.


El veintidos de octubre, el ministro Alí Rodríguez rebajó todavía más la meta anual de integración de generación de energía eléctrica, pasando de cinco mil MW a mil cuatrocientos cincuenta MW, con planes de lograr los dos.000 MW "próximamente".


Racionamiento en Caracas


Inicialmente se incorporó un plan de racionamiento eléctrico en Caracas, la capital venezolana, mas fue suspendido días después en la mitad de quejas, que asimismo motivaron la salida del entonces ministro de Energía Eléctrica Ángel Rodríguez, quien fue sustituido por Alí Rodríguez Araque. Entonces se incorporó un nuevo esquema de cobro del servicio eléctrico para los usuarios que consumen más de quinientos kWh por mes, usuarios que han sido identificados como "altos usuarios" por el gobierno. Además de esto, se le ordenó a las industrias que redujeran en veinte por ciento su consumo eléctrico, con penalización de interrupción temporal del servicio en caso no alcanzasen la meta. Conforme el directivo de la Cámara de Comercio de Caracas, esta última medida es un intento del gobierno de "inculpar a las compañías" por la crisis".


Racionamiento en el resto del país


En el resto de Venezuela, se ha venido incorporando un sistema de racionamiento eléctrico por zonas. Ya antes de Semana santa de dos mil diez, se cortaba el suministro eléctrico por unas tres horas a una frecuencia de tres o cuatro días. En promedio, el venezolano fuera de Caracas experimentaba una interrupción del servicio eléctrico de entre nueve a doce horas semanales.


Sin embargo, los resultados han sido desalentadores; entre enero y febrero se ensayó una reducción en la demanda de tres por ciento , al tiempo que la meta fijada por el Presidente Chávez era de veinte por ciento . Tras la Semana santa se acrecentarán la frecuencia y la duración de los cortes de suministro eléctrico en toda Venezuela menos en Caracas: ahora el venezolano del interior del país experimentará cortes diarios de 4 horas de duración, esto es, más de veinte horas semanales.


El gobierno venezolano ha descartado interrumpir el suministro eléctrico en Caracas, aun en caso de que el embalse del Guri alcance el nivel de urgencia. En un caso así se acentuaría el racionamiento en Guayana, el oriente de Venezuela, y la zona Centro-Falcón. La oposición venezolana ha considerado que el hecho de que se aplique racionamiento al resto de Venezuela salvo la capital, es "discriminatorio".


A finales de abril, Empresa Eléctrica Nacional ordenó aplicar mayores racionamientos, esta vez sin notificación anterior y en horario nocturno. Apagones por esta causa se han reportado en los estados Aragua, Estado Anzoátegui, Mérida, Sucre, Táchira y Zulia.


Reducción de actividades en las industrias básicas


Las industrias básicas de Sidor en Guayana han sido golpeadas con seriedad por la crisis, cuya producción ya había caído en cuarenta por ciento en el último mes del año de dos mil nueve, después de que el ministerio de energía eléctrica fijase un encuentre de consumo de trescientos MW; ya antes de la crisis Sidor consumía ochocientos MW. Para febrero de dos mil diez, Sidor operaba a solo el cuarenta y cinco por ciento de su capacidad, y se procedió a importar noventa toneladas de palanquillas a Brasil para poder satisfacer la demanda nacional.


El gobierno no descartó inmovilizar las actividades de estas industrias totalmente, debido al alto consumo de energía que requieren los procesos. Además de esto, se han adquirido 3 plantas eléctricas, procedentes de Houston, Texas, las que dejarán a Sidor producir su energía. Se espera que a fines de mayo de dos mil diez, la primera de estas plantas comience a producir los primeros ciento setenta y cinco MW de un total de cuatrocientos veinticinco MW.


Importación de energía eléctrica desde Colombia


En dos mil once a raíz de la crisis y déficit de energía eléctrica, se comienza a importar desde Colombia. La trasferencia se efectúa a través Cuestecitas - Cuatricentenario, a través de el representante comercial exclusivo Isagen. Las exportaciones eléctricas cara Venezuela se efectúan asimismo desde Norte de santander a través del circuito San Mateo - Corozo, con el que Isagen tiene un contrato de conexión por el que se han conseguido exportar veintisiete con cincuenta y dos GWh.


Otras medidas


Entre otras medidas que se han tomado para combatir la crisis destacan:



  • Formación de un Estado Mayor eléctrico en el mes de febrero de dos mil diez.


  • Reducción de la jornada de trabajo de los empleados públicos a 6 horas cada día.


  • Establecimiento de un nuevo horario de apertura de los centros comerciales venezolanos: once am a nueve pm. Conforme The Wall Street Journal estos centros consumen menos del 1 por ciento de la energía eléctrica generada, con lo que opositores venezolanos han aducido que esta es una medida de carácter político de una parte de un gobierno que se ha declarado anticapitalista.


  • Prohibición del empleo de electricidad en avisos lumínicos, salvo en farmacias, centros de salud y también instalaciones de seguridad.
  • En abril de dos mil diez, el presidente Chávez planteó reducir la jornada de trabajo a cuatro días por semana, de esa forma, se ahorraría un veinte por ciento de electricidad


  • Establecimiento de toda la Semana santa como no laborable, salvo para Bancos y ciertos servicios. De forma tradicional únicamente los días jueves y viernes eran no laborables.

El veintidos de mayo, el gobierno venezolano anunció la suspensión del racionamiento los fines de semana y los feriados, y fuera de horas pico en todo el país. El racionamiento se sostendría entonces solo los días laborables a lo largo de las horas pico, por la restauración parcial de los embalses merced a la llegada de las lluvias y la inauguración de ciertas obras eléctricas.


El diez de junio, el Presidente Chávez ordenó suspender el racionamiento, si bien reconoció que si en las horas pico se llegase a superar el límite de las líneas de transmisión, se podría aplicar racionamiento en ese periodo. Además de esto, el estado de urgencia eléctrica se sostendrá, del mismo modo que el horario de racionamiento en las oficinas públicas, al menos hasta el treinta de julio de dos mil diez. Chávez asimismo reconoció que la producción de las compañías básicas de Guayana se "fue al suelo, mas ya pasó lo peor". El diecisiete de junio, el ministro para la Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, declaró que la crisis eléctrica no ha terminado, mas que "lo peor ha pasado". La suspensión del racionamiento se efectuó debido a la restauración de los embalses por las lluvias y para no interrumpir la transmisión del Copa Mundial de Futbol de dos mil diez.


Sin embargo, pese a que el embalse de Guri alcanzó su cota máxima a fines de agosto de dos mil diez, los cortes de electricidad han seguido sucediéndose. Conforme al diario El Tiempo, Barna y Puerto La Cruz, 2 urbes del estado Anzoátegui, llegaron a estar prácticamente sesenta y dos horas sin electricidad en un periodo de 6 días, debido a fallas en circuitos y subestaciones. En otras unas partes del país, los apagones estarían siendo impulsados por fallas en las líneas de transmisión, y pues múltiples unidades de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar están bajo mantenimiento. Voceros del chavismo asimismo han insinuado que existe "boicot", y que les semeja muy sospechoso que los apagones se hayan acentuado cuando el embalse de Guri alcanzó su cota máxima, otros han llegado a acusar de manera directa a la oposición venezolana, y hasta a U.S.A. de saboteo. Asimismo ha habido reconocimiento de ineficiencia por la parte del gobierno:


Venezuela presentó una contracción del Producto Interior Bruto de treinta y tres por ciento en dos mil nueve, teme que la crisis energética extienda la recesión en el dos mil diez. De forma adicional, la trasferencia de generación de energía hidroeléctrica a termoeléctrica aumentaría el consumo interno de productos derivados del petróleo y del gas natural, provocando una caída de las exportaciones venezolanas, que habían experimentado una caída de diecisiete por ciento en el dos mil nueve. El Ministro de Energía y Minas, Rafael Ramírez, ha calculado que Venezuela precisará cien barriles de diésel diarios para sostener las plantas termoeléctricas marchando, en el momento en que todas y cada una estén operativas.


Algunos especialistas aseguran que la crisis puede extenderse hasta el dos mil once, puesto que no creen posible que la próxima temporada de lluvias, que debe iniciarse en mayo de dos mil diez, acreciente el nivel del embalse de Guri lo bastante para desamparar el nivel de alarma. Estiman que cuando dicha temporada acabe, el nivel se hallará a doscientos cuarenta y cinco msnm, en contraste con los doscientos sesenta y dos msnm con los que acabó la época del dos mil nueve. Este déficit solo va a poder ser mitigado con las plantas termoeléctricas que se están instalando en el dos mil diez.


La crisis podría influenciar en las elecciones parlamentarias de septiembre, puesto que si bien el gobierno ha culpado únicamente al fenómeno de El Pequeño por la crisis, distintas encuestas señalan que la mayor parte de los venezolanos responsabilizan al gobierno de Hugo Chávez, acusándolo de no haber invertido lo bastante para contrarrestar la demanda. Por su lado, Chávez ha acusado a la oposición de buscar conseguir ganancias políticas de la crisis energética.


Venezuela ha pasado de ser un exportador de energía eléctrica a otros países, como Colombia y Brasil, a la necesidad de importar electricidad desde su vecina nación Colombia.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  DINERO (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR RIQUEZA    



 

USUARIOS:

Hay 155 invitados y ningún miembro en línea

dinero, riqueza y emprendedores

dinero, riqueza y emprendedores

 dinero, riqueza y emprendedores

Está aquí: Inicio > [ DINERO (WIKINFO) ] > ıllı Crisis energética de Venezuela (wikinfo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas