ıllı Dinero, Economía, Riqueza y Emprendedores (2018)

Portal wikinfo sobre dinero, economía, forex, bolsa, seguros, hipotecas, créditos, multiniveles y emprendedores

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Dinero, la Riqueza y el Éxito Personal:

ıllı Crisis económica de México de 1994 (wikinfo)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

dinero, riqueza y emprendedores

salud  ıllı Crisis económica de México de 1994 (wikinfo) 


La crisis económica de México de mil novecientos noventa y cuatro fue una crisis iniciada en México de repercusiones mundiales. Fue provocada por la carencia de reservas internacionales, ocasionando la depreciación del peso mexicano a lo largo de los primeros días de la presidencia de Ernesto Zedillo. A unas semanas del comienzo del proceso de depreciación de la moneda mexicana, el entonces presidente de los U.S.A., Bill Clinton, pidió al Congreso de su país la autorización de una línea de crédito por dólares americanos 20 mil millones de dólares americanos para el gobierno mexicano, a efectos que le dejaran asegurar a sus acreedores el cumplimiento racional de sus compromisos financieros llamados en dólares estadounidenses.


En el contexto internacional, las consecuencias económicas de esta crisis se llamaron "Efecto Tequila". En México asimismo se le conoce como el "Fallo de diciembre", una oración acuñada por el expresidente mexicano Carlos Salinas de Gortari para atribuir la crisis a las supuestas malas resoluciones de la administración entrante de Ernesto Zedillo Ponce de León y no a la política económica de su sexenio.


La crisis que padeció México fue ocasionada en buena medida por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que entró en vigor el 1º de enero de mil novecientos noventa y cuatro. México en esta temporada parecía un buen sitio para invertir y fue justamente lo que aprovechó el presidente Carlos Salinas de Gortari para financiar su gobierno, esto se hizo por medio de Tesobonos y CETES. Estos bonos eran una suerte de deudas en un corto plazo, se adquirían y vendían en pesos, mas estaban protegidos contra los efectos de una posible depreciación, al cotizarse en dólares americanos, al instante de mudarlos a pesos se pagaban al género de cambio actual (no llevaba razón de ser el hecho de adquirir divisa estadounidense si existían otros instrumentos de desempeño igual o bien superior). Esto era para prevenir la depreciación monetaria.


Administración de Carlos Salinas de Gortari


La crisis tiene su clímax a lo largo de la administración del presidente Carlos Salinas de Gortari, mil novecientos ochenta y ocho -mil novecientos noventa y cuatro, quien acrecentó el gasto fiscal a niveles históricos ya antes de finalizar su orden, mientras que el peso mexicano se sobrevaluaba. El déficit elevado pudo reducir el flujo de inversiones y la generación de puestos, motivo por el que se decidió estimular las inversiones privadas en vez de sostener la actividad estatal sin el conveniente control. Esta administración privatizó la banca nacional (la que estaba a cargo del estado y había sido intervenida apenas 12 años ya antes por el presidente José López Portillo). Los fondos procedentes de estas ventas y de las de otras compañías del gobierno se invirtieron en la infraestructura precisa para acrecentar la productividad del país y estimular las inversiones que producirían nuevos puestos con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con E.U. y Canadá. La popularidad y verosimilitud de Salinas alcanzaron niveles altos, en tanto que el desarrollo económico era estable y la baja inflación hizo que muchos políticos y los medios afirmaran que «México estaba a puntito de transformarse en país de primer mundo», y en verdad, fue la primera de las naciones últimamente industrializadas en ser admitida en la Organización para la Colaboración y el Desarrollo Económico Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos en mayo de mil novecientos noventa y cuatro. Sin embargo, era un hecho conocido que el peso estaba sobrevalorado (por lo menos un veinte por ciento ), mas la vulnerabilidad económica no era muy conocida o bien era minimizada por los políticos y los medios. Esta vulnerabilidad se agudizó por múltiples resoluciones de política macroeconómica y otros acontecimientos a lo largo del año mil novecientos noventa y cuatro.


La mayoría de los economistas y también historiadores económicos, como Hufbauer y Schoot (dos mil cinco) reconocen múltiples acontecimientos y políticas macroeconómicas de la administración de Salinas que favorecieron la crisis económica de 1994:



  • 1994 fue el último año del sexenio de Salinas, quien, siguiendo la tradición del PRI en todos los años de elecciones, empezó un impresionantemente alto gasto gubernativo en obras públicas, lo que se tradujo en un déficit histórico.
  • Para poder sostener este déficit de cuenta bancaria histórico (un siete por ciento del Producto Interior Bruto), Salinas emitió los Tesobonos, un género de instrumento de deuda que aseguraba el pago en dólares estadounidenses, en vez de pesos mexicanos. El decreto de los tesobonos se publicó en el diario oficial el veintisiete de junio de mil novecientos ochenta y nueve, en este año se efectúa la primera emisión por un importe de diez millones de dólares estadounidenses, con un plazo de ciento ochenta y dos días y una tasa nominal al vencimiento de trescientos cuarenta y cinco por ciento anual.
  • México ensayó, común en esos días, prácticas bancarias no reguladas que dejaron la obtención de créditos en demasía que entonces fueron de bastante difícil restauración. Ciertos miembros de la familia de Salinas (su hermano Raúl fue preso) fueron acusados de transacciones ilegales.
  • El aspirante presidencial del Partido Revolucionario Institucional (en el gobierno desde mil novecientos veintinueve), preferido para las elecciones, Luis Donaldo Colosio, fue asesinado el veintitres de marzo de ese año. Esto provocó que el saldo de los tesobonos se situara en siete cuarenta y nueve millones de pesos, esto fue un aumento del ochenta y tres por ciento con respecto al año de diciembre del año precedente, y unos meses después, José Francisco Ruiz Massieu, Secretario General del PRI, quien asimismo fue asesinado el veintiocho de septiembre.
  • El EZLN, una rebelión rebelde de Chiapas, le declaró la guerra al gobierno el 1 de enero; si bien el conflicto bélico acabó dos semanas después, las inconformidades y solicitudes de los rebeldes eran causa de preocupación, en especial para los inversores.

Estos 2 últimos acontecimientos, y el creciente déficit de cuenta bancaria alimentado por la demanda del consumidor y el gran gasto gubernativo, alarmó a los inversores que habían comprado los tesobonos, eminentemente ciudadanos mexicanos y ciertos extranjeros, quienes los vendieron velozmente, vaciando las reservas internacionales del Banco de México, las que por sí se hallaban en niveles bajísimos.La política ortodoxa que debía efectuarse ante semejante situación era acrecentar las tasas de interés, dejando que la base monetaria se contrajese para eludir que más dólares americanos prosiguiesen siendo extraídos de las reservas de manera rápida (Hufbauer & Schott, dos mil cinco). No obstante, puesto que era un año de elecciones (en ese entonces consideradas las más trasparentes del país y las primeras con observadores internacionales) y en tanto que el resultado hubiese sido diferente si había una desaceleración económica, el Banco de México decidió adquirir deuda mexicana para sostener la base monetaria y también impedir que las tasas de interés se incrementaran, lo que, por su parte, ocasionó una mayor fuga de dólares americanos de las reservas internacionales a niveles históricamente bajos (que llegarían a nueve mil millones de dólares; como comparación, el dos mil cinco llegaron a dólares americanos 70 mil millones arrastrados de las crisis precedentes). La crisis era ineludible y acabar con la paridad fija del peso tan solo era una de las múltiples correcciones que debían efectuarse. Sin embargo, todavía tras las elecciones, a lo largo de los últimos cinco meses ya antes de la toma de posesión de Ernesto Zedillo, la administración de Salinas no efectuó ningún ajuste. Ciertos críticos sugieren que Salinas deseaba sostener su popularidad, en tanto que procuraba el apoyo internacional para su candidatura a directivo general de la Organización Mundial de Comercio. Salinas, por su lado, arguye que había hablado con Zedillo para compartir la depreciación entre las 2 administraciones y que Zedillo decidió tomar la carga del ajuste económico en su totalidad.


Administración de Ernesto Zedillo Ponce de León


Zedillo tomó posesión el 1 de diciembre de mil novecientos noventa y cuatro. Varios días después, tuvo una sesión con múltiples empresarios mexicanos y extranjeros, comentando sobre la depreciación que vendría, la que solo planeaba subir la banda de la tasa de cambio fija un quince por ciento , hasta los cuatro pesos por dólar (de treinta y cuatro pesos que se hallaba en promedio en ese año), como acabar con muchas de las prácticas económicas no ortodoxas (como la adquisición de deuda frente a la situación del país), y de esta forma detener la fuga de dólares estadounidenses de las reservas internacionales. Los críticos del gobierno de Zedillo arguyen que, si bien la depreciación era precisa y a nivel económico congruente, se manejó incorrectamente en términos políticos: al haber anunciado sus planes de depreciación, muchos extranjeros retiraron sus inversiones, agudizando los efectos de la depreciación. Sin poder sostener la nueva banda de la tasa de cambio, a inicios de mil novecientos noventa y cinco, la administración de Zedillo decidió establecer el sistema de libre flotación del peso, el que llegaría a siete.20 pesos por dólar en tan solo una semana. Cuando el dólar dejó de ser controlado por el gobierno el peso perdió la mitad de su valor, hecho que causó que las deudas en dólares estadounidenses no pudiesen ser pagadas. Las resoluciones de Zedillo, primordialmente la de anunciar la depreciación a los inversores y el establecer el sistema de libre flotación, fueron el "fallo de diciembre" conforme con el expresidente Salinas de Gortari.


Las repercusiones sociales que tuvo esta crisis fueron incalculables: habitualmente se tradujeron en pérdidas económicas para las familias. Muchos perdieron las casas y autos que habían adquirido en contratos con tasa variable; otros perdieron todo. El sentimiento de pérdida de un futuro para el país se hizo al considerarse esta crisis económica como el final de la clase media, como de todas y cada una de las comodidades y privilegios que hasta ese instante tuvo dicho ámbito de la población nacional.


Otra medida de aciagas repercusiones en las condiciones de vida de los mexicanos fue quitarle 3 ceros a la moneda. La percepción que produjo esta resolución del sexenio salinista se tradujo en una estrategia meramente política o bien aun cosmética. El Estado Mexicano justificó esta medida como una estrategia de tipo administrativa. La paridad del dólar con el peso se transformó de 1 dólar = treinta y cuatro mil ciento setenta y ocho pesos (más o menos) a 1 dólar = trescientos cuarenta y uno nuevos pesos. La capacidad económica de los mexicanos vivió una etapa de espejismo financiero.


Paquete de emergencia


Estados Unidos intervino velozmente comprando pesos del mercado para eludir una mayor depreciación del peso, no obstante esta medida no era suficiente. El presidente estadounidense Bill Clinton pidió al congreso mandar un bulto de rescate. No obstante distintos representantes del Congreso que se habían opuesto al TLCAN veían esta crisis como un resultado del tratado. El congreso votó contra la aprobación de fondos de rescate. Sin embargo, ciertas personas en el Tesoro estadounidense hallaron una vía legal para mandar el rescate por medio del Fondo de Estabilización de Divisas, la que no requería la aprobación del Congreso de los E.U.. De este modo, se mandaron de los USA dólares americanos 20 mil millones de dólares estadounidenses, a los que se les agregaron prácticamente dólares americanos 30 mil millones más: dólares americanos 17 mil millones del FMI, dólares americanos 10 mil millones del Bank for International Settlement, mil millones del Banco de Canadá en forma de swaps de corto término y mil millones más procedentes de diferentes países sudamericanos (entre ellas Argentina y Brasil cuyas economías eran seriamente perjudicadas por los efectos de la crisis mexicana). El dólar se estabilizó a un costo de seis pesos, y por los próximos un par de años, ya antes de ser perjudicado por la Crisis financiera asiática de mil novecientos noventa y ocho, se sostuvo entre dólares americanos 7 y dólares americanos 7.7 pesos mexicanos.


Cambios en la política económica


Comprometido con cumplir las obligaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el gobierno mexicano no recurrió a las prácticas tradicionales de los países sudamericanos en tiempos de crisis (como el control de capitales, que podría haber prolongado la crisis, tal y como fue el caso con las crisis sudamericanas del dos mil uno-dos mil dos), sino introdujo controles rigurosos en la política fiscal, prosiguió con su política de libre comercio y libre flotación.El desarrollo acelerado de las exportaciones amortiguó la recesión, y en menos de diez meses, la tasa de desarrollo mensual del Producto Interior Bruto ya era positiva. Para mil novecientos noventa y seis la economía ya estaba medrando (llegando a un máximo de prácticamente siete por ciento en mil novecientos noventa y nueve), y en mil novecientos noventa y siete México pagó, de antemano, todos y cada uno de los préstamos de los U.S.A.. Las altas tasas de interés (depreciación llegó al cien por ciento ) provocaron que muchas familias no pudiesen abonar sus préstamos y también hipotecas financiadas por sus ingresos regulares, perdiendo sus propiedades, mientras que el gobierno federal efectuaba un rescate financiero a Bancos Mexicanos conocido por FOBAPROA. Estas medidas de sinceramiento de la economía no fueron acompañadas por un proceso de revaluación de la deuda de los deudores, lo que podría haber salvado de la ruina a miles y miles de PyMES y personas.


El rescate financiero se prosigue pagando hoy en día, la pobreza no se reduce y los programas sociales se pueden ejecutar de manera libre merced a un aviso legal que dicta "este programa es de apoyo social y no tiene ningún fin partidista" por el aparente incremento de los ingresos, producto de la política económica basada en el crédito de bajo monto que se ofrece a la población por norma general.


La crisis económica fue incubada debido al excesivo gasto social, la emisión de tesobonos y al control del género de cambio, como las medidas populistas y mercantilistas diseñadas por la tecnócrata con intereses particulares, sin llegar a liberar las fuerzas del mercado y presenciar la libre competencia. Esta reforma parcial sumió al país en un desarrollo económico lento por múltiples años. El presidente Salinas de Gortari había anunciado que el Producto Interior Bruto medraría aceleradamente bajo el TLC, mas en la práctica la economía mexicana ha crecido poco a poco y el Presupuesto Nacional asimismo. El aumento en el coste del petróleo dejó una mejora en la situación presupuestal del Estado al generar más de tres millones de barriles al día (PEMEX) hasta el momento en que sobrevino la reforma petrolera, y la caída en los costos del crudo impuesta por la OPEP para sostener el escenario de competencia internacional en el abasto de comburentes.


En el periodo mil novecientos noventa y cinco-dos mil cinco México ha sido el país con menor desarrollo económico de América,[1]? amontonando un retraso tecnológico en ciertos ámbitos de treinta y cuarenta años. Transformándose en exportador de petróleo pesado y maquila.

Este artículo o bien sección precisa referencias que aparezcan en una publicación acreditada.
Este aviso fue puesto el dieciseis de agosto de dos mil diecisiete.

Los negocios mexicanos que tenían deudas en dólares americanos, o bien que se confiaron en adquirir suministros de E.U., padecieron un golpe inmediato, con un despido masivo de empleados y múltiples suicidios producto de la tensión de las deudas. Negocios cuyos ejecutivos asistieron a las asambleas en las oficinas del entonces presidente Zedillo se ahorraron la pesadilla de la crisis - en tanto que fueron advertidos, adquirieron de manera rápida una enorme cantidad de dólares estadounidenses y renegociaron sus contratos en pesos. Para empeorar la situación, el anuncio de la depreciación se dio a mitad de semana en un miércoles, y a lo largo del resto de la semana los inversores extranjeros escaparon del mercado mexicano sin que el gobierno hiciese ninguna acción para prevenirlo o bien desanimarlo hasta el próximo lunes cuando ya todo fue muy tarde.


Todo esto ocasionó demasiado malestar en la población, la que de forma inmediata juzgó al supuesto culpable del problema: Salinas de Gortari ( hacía campaña por el planeta para encabezar la OMC en ese entonces). El accidente asimismo sirvió para dejar claro que su repercusión en la administración de Zedillo se había terminado.


La crisis se extendió de manera rápida por el contexto sudamericano, alcanzando lugares tan distanciados como Argentina. En opinión de Paul Krugman, simplemente por el hecho de que para muchos inversores ignorantes todos y cada uno de los países sudamericanos son iguales. Conque el pavor de lo que había pasado en México se extendió a otros países, que de un día para otro se vieron escasos de fondos y endeudados en un corto plazo. Krugman afirma que los pecados económicos de estos países eran pequeñísimos para tan serias consecuencias.


Prácticamente todo el país fue perjudicado, todos y cada uno de los ámbitos de la población padecieron la crisis, el reajuste del cambio en como el valor del peso mexicano estaba valorado, mas eminentemente quienes fueron básicamente perjudicados fueron primeramente las finanzas del Gobierno Federal, como asimismo miles y miles de empresas y millones de mexicanos que se hallaban con seriedad endeudados, buena parte de empresas en dólares americanos y otros muchos con tasas de interés variables que materialmente se vieron imposibilitados de abonar.

Este artículo o bien sección precisa referencias que aparezcan en una publicación acreditada.
Este aviso fue puesto el dieciseis de agosto de dos mil diecisiete.

La crisis se gestó por el surgimiento de sobrebeneficios a corto plazo en el área de inversión especulativa, particularmente de CETES y Tesobonos, emitidos por el gobierno mexicano para financiar el gran gasto a lo largo del sexenio de Carlos Salinas de Gortari. Esto provocó una atracción de inversión en estos instrumentos mayor a la real, que provocó tener un peso sobrevalorado. Por su parte, esto desincentivó la inversión directa provocando una caída en las exportaciones directas y también indirectas.


La áspera caída de las reservas internacionales propiciada por las fugas de capital provocó la depreciación del peso y la imposibilidad de supervisar el género de cambio, con consecuencias directas en el aumento de la inflación.


Se creó un bulto de rescate por la parte del gobierno de E.U. y diferentes organismos internacionales por veinte con cero millones de dólares americanos. Más de diez,000 millones por la parte del Fondo Monetario Internacional, siete,800 del BPI, tres,000 del Banco Mundial y el Banco Interamericano y uno con cero millones de distintos países.


El gobierno mexicano incorporó diferentes medidas frente a la situación.Se creó El Pacto de Unidad para Superar la Urgencia Económica, el que dio un incremento a los sueldos mínimos del siete por ciento y también impuso un encuentre de doce,000 millones de pesos al crédito del Banco Central. Programa de Acción para Fortalecer El Pacto de Unidad para Superar la Urgencia Económica, donde se acrecienta el Impuesto sobre el Valor Añadido del diez por ciento al quince por ciento y reduce el gasto en diez por ciento , se reduce nuevamente el límite al crédito del Banco Central en diez.000 millones de pesos para mil novecientos noventa y cinco, y da un nuevo incremento a los sueldos mínimos del doce por ciento .


Se acuerda la Coalición para la Restauración Económica, en la que se plantea el aumento gradual de las tarifas de la gasolina, de otros energéticos y de los recursos públicos.


Por otra parte, una de las consecuencias de la crisis económica fue la morosidad en carteras de créditos vencidos que los deudores no estuvieron en capacidad de abonar, debido en alza de las tasas de interés en sus créditos. Para estabilizar el sistema de finanzas, se creó una estrategia en apoyo al sistema bancario y se efectuaron reformas para permitir una mayor participación extranjera en los bancos nacionales. Además de esto, se incorporó un esquema de reestructuración de cartera a través de Unidades de Inversión (UDI).


El gobierno de Ernesto Zedillo concluyó en el mes de noviembre de dos mil. Si bien no fue responsable del desequilibrio financiero heredado de su precursor, su torpe manejo político, al advertir a un poderoso conjunto de inversores sobre su plan de desvalorizar, precipitó una de las crisis financieras mundiales del siglo veinte famosa como "efecto tequila".


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  DINERO (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR RIQUEZA    



 

USUARIOS:

Hay 56 invitados y ningún miembro en línea

dinero, riqueza y emprendedores

dinero, riqueza y emprendedores

 dinero, riqueza y emprendedores

Está aquí: Inicio > [ DINERO (WIKINFO) ] > ıllı Crisis económica de México de 1994 (wikinfo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas