ıllı Dinero, Economía, Riqueza y Emprendedores (2018)

Portal wikinfo sobre dinero, economía, forex, bolsa, seguros, hipotecas, créditos, multiniveles y emprendedores

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Dinero, la Riqueza y el Éxito Personal:

ıllı Artículo 48 (Constitución de Weimar) (wikinfo)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

dinero, riqueza y emprendedores

salud  ıllı Artículo 48 (Constitución de Weimar) (wikinfo) 


wikiPortada de la Constitución de Weimar.

El artículo cuarenta y ocho de la Constitución de la República de Weimar (mil novecientos diecinueve-mil novecientos treinta y tres) dejaba al Reichspräsident, bajo determinadas circunstancias, adoptar medidas de urgencia. Se comprendía que este poder incluía la promulgación de «decretos de emergencia» (en alemán, Notverordnungen)


El texto del artículo no definía precisamente la clase de urgencia que justificaba su empleo y no daba al presidente, de manera expresa, la capacitad de dictar legislación. No obstante, tal poder legislativo estaba tácito, puesto que el artículo concedía al Reichstag la posibilidad de cancelar el decreto de urgencia por una votación en mayoría simple. Esta previsión consitucional contemplaba, por consiguiente, la posibilidad de que el decreto presidencial interfiriese en la función legislativa del Reichstag y establecía como mecanismo de control ex- artículo facto, la resolución agremiada del parlamento.


El artículo cuarenta y ocho requería que el presidente informara al parlamento «inmediatamente» tras la emisión del decreto de urgencia y, además de esto, dejaba que el Reichstag, con una mayoría simple, anulara el decreto de urgencia. La cámara alta de la legislatura, el Reichsrat, no intervenía de ninguna manera en este proceso. Si el parlamento anulaba el decreto, el presidente, conforme el artículo veinticinco de la Constitución, podía disolver el parlamento y convocar elecciones en el plazo de sesenta días.


Es probable que los articulistas de la Constitución de Weimar confiasen en que el artículo cuarenta y ocho fuera usado solo en situaciones inusuales y en casos de urgencia, en tanto que dejaba al presidente emplear al ejército para restaurar la ley y el orden en cualquier estado federado y le capacitaba para suspender derechos esenciales de los ciudadanos. No obstante, el primer presidente de la República, el socialdemócrataFriedrich Ebert empleó este poder inusual en ciento treinta y seis ocasiones, aun para deponer los gobiernos legítimamente escogidos de Sajonia y Turingia. Ebert empleó el artículo cuarenta y ocho no solo en casos de desórdenes públicos, sino más bien asimismo para encarar la estabilización del marco y los inconvenientes que brotaron de la hiperinflación. El veintinueve de agosto de mil novecientos veintiuno se dictó un decreto de urgencia para limitar el empleo de uniformes imperiales a los miembros del ejército. La reforma Emminger de cuatro de enero de mil novecientos veinticuatro que derogó el jurado puro en el sistema judicial alemán asimismo se aprobó por el artículo cuarenta y ocho.


En el verano de mil novecientos treinta, el canciller Heinrich Brüning fue inútil de conseguir una mayoría parlamentaria para aprobar su reforma financiera. Con un propósito meridianamente deflacionario, el proyecto de ley preveía esenciales recortes del gasto público, fuertes subidas de impuestos, singularmente sobre los ingresos más altos, y una llamada «contribución de emergencia» sobre el salario de los funcionarios. Brüning ni tan siquiera exploró la posibilidad de llegar a un pacto con los socialdemócratas, conjunto parlamentario mayoritario de la cámara, y el proyecto resultó derrotado el dieciseis de julio por doscientos cincuenta y seis votos contra ciento noventa y tres. La contestación de Brüning fue asistir a Hindenburg para aprobar su bulto de reformas usando un decreto de urgencia. Fue la primera vez que un proyecto rechazado por el parlamento se transformó en ley a través de este procedimiento, algo considerado inaceptable por la doctrina jurídica siguiente. El dieciocho de julio, por iniciativa del SPD, el parlamento sometió a votación tanto la revocación del decreto de urgencia como una petición de censura del gabinete. La iniciativa fue aprobada por doscientos treinta y seis votos a doscientos veintiuno y contó con el apoyo de socialdemócratas, marxistas, nazis y una buena parte de los miembros del Congreso de los Diputados del DNVP. Justo después, el canciller pidió y consiguió del presidente Hindenburg la disolución del parlamento, la nueva entrada en vigor del decreto derogado y la convocatoria de nuevas elecciones para el catorce de septiembre de mil novecientos treinta.


El resultado de las elecciones fue negativo para la democracia parlamentaria. Se generó un aumento increíble de los escaños conseguidos por el NSDAP, que pasaron de los doce precedentes hasta los ciento siete que le transformaron en el segundo partido de la cámara, y asimismo aumentó el número de los miembros del Congreso de los Diputados marxistas hasta setenta y siete. El conjunto de las dos fuerzas, oponentes de la Constitución de Weimar, sumó prácticamente una tercera parte de los quinientos setenta y siete miembros del Reichstag.


Resultó imposible formar una mayoría parlamentaria y si el gabinete de Brüning prosiguió en el poder se debió a la actitud de los socialdemócratas, que proseguían siendo la primera fuerza con ciento cuarenta y tres escaños. Frente al incremento de poder de los partidos antirrepublicanos, el conjunto socialdemócrata decidió, superando la resistencia procedente de sus filas, «tolerar» al gobierno por razones de estado y por cálculo político. Esta tolerancia implicaba no respaldar peticiones de censura y también impedir, con su abstención, que el Reichstag invalidara decretos de urgencia a través de el artículo cuarenta y ocho.


Brüning no tuvo más antídoto para aprobar sus medidas que invocar reiteradamente los poderes singulares del presidente. A lo largo de los poco más de un par de años que estuvo al frente de la cancillería, el sistema parlamentario padeció un severo declive. El Reichstag se reunió noventa y cuatro días en mil novecientos treinta, cuarenta y dos en mil novecientos treinta y uno y solo trece en mil novecientos treinta y dos. El número de leyes aprobadas fue de noventa y ocho, treinta y cuatro y cinco en esos periodos de tiempo. No obstante, el número de decretos de urgencia fue de cinco en mil novecientos treinta, cuarenta y cuatro en mil novecientos treinta y uno y sesenta y seis en mil novecientos treinta y dos. Mientras que el parlamento reculaba y perdía repercusión, el poder ejecutivo aumentaba su poder.


«Weimar Constitution». PSM Data Geschichte(en inglés). Consultado el dos de julio de dos mil trece.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  DINERO (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR RIQUEZA    



 

USUARIOS:

Hay 148 invitados y ningún miembro en línea

dinero, riqueza y emprendedores

dinero, riqueza y emprendedores

 dinero, riqueza y emprendedores

Está aquí: Inicio > [ DINERO (WIKINFO) ] > ıllı Artículo 48 (Constitución de Weimar) (wikinfo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas