ıllı Dinero, Economía, Riqueza y Emprendedores (2018)

Portal wikinfo sobre dinero, economía, forex, bolsa, seguros, hipotecas, créditos, multiniveles y emprendedores

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Dinero, la Riqueza y el Éxito Personal:

ıllı Acumulación del capital (wikinfo)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

dinero, riqueza y emprendedores

salud  ıllı Acumulación del capital (wikinfo) 


wikiAdam Smith, economista tradicional que postuló en su tratado La Riqueza de las Naciones de qué manera la acumulación de capital enriquece a las sociedades.

La acumulación del capital es un término relativo a la creación y paulatina acumulación de capital económico en el sistema capitalista.


El término en su sentido tradicional se refiere al incremento libre no solo de los recursos de capital propiamente dichos (maquinarias, plantas, etcétera) sino más bien asimismo de capital financiero y de capital humano (educación, formación, desarrollo profesional, experiencia, etcétera). Este incremento de capital se fundamenta en el ahorro y la inversión, que adecuadamente usados (empresarialmente bien invertidos) genera un incremento de la riqueza de la sociedad. Esto se generaría merced a un incremento de la productividad por trabajador, por la integración de mejores o bien más rebosantes recursos de capital y por la caída general de costes que implica tal incremento de productividad.


Para la escuela marxista, que ha sido singularmente crítica respecto a este término, la acumulación de capital responde obligatoriamente a la explotación y coherente pauperización de otros. Tiene una fase directa (expansión de corto alcance) en la que se programa una dominación regional (que es la que examinó Karl Marx) y otra de largo alcance en la que se desbordan las zonas y se conquistan mercados lejanos. Esto último se emparenta completamente con el imperialismo.


Escuelas tradicional y neoclásica

Véanse también:Economía tradicional y Economía neoclásica.

Adam Smith empezó la escuela tradicional de la economía donde ya se explicaba que el ahorro y el incremento de capital de esta forma logrado era una de las fuentes de desarrollo económico.


Según la escuela neoclásica, si hay una mayor cantidad de ahorro libre, y cuanto más convenientes sean las condiciones para la inversión de ese ahorro, mayor va a ser la productividad del trabajo y por lo tanto va a existir margen para sueldos más altos al tiempo que se abriría la posibilidad de generar a costes más económicos (evidentemente estos 2 factores se contraponen, y el nivel de sueldos y costos se restringen mutuamente: costes baratísimos implicarán necesariamente sueldos bajos, al tiempo que sueldos sobrevalorados van a obligar a fijar costes más altos). De este modo el término acumulación de capital en el enfoque neoclásico pasó a ser considerado un factor esencial en teorías del desarrollo económico


Dentro del análisis económico neoclásico el modelo de acumulación de capital y desarrollo más conocido es el modelo de Solow que en su versión más simple fija hace que el nivel de renta por cabeza alcanzado esté de forma positiva relacionado con la tasa de ahorro (y de manera negativa con la tasa de devaluación y el desarrollo poblacional). El modelo de Solow, mejorando sensiblemente las ideas de la escuela tradicional, relacionó analíticamente la tasa de ahorro y la renta por cabeza y se vio que habitualmente la tasa de ahorro puede tener un papel esencial en la acumulación de capital y la expansión de la capacidad de producción de la economía.


Escuela austríaca

Escuela austríaca

Por su parte, la Escuela Austriaca ha desarrollado por medio de múltiples generaciones un edificio teorético donde el papel del ahorrativo y del empresario es esencial para el desarrollo y la mejora de los niveles de vida de toda la población. Conforme a esta concepción, el capitalista y el trabajador estarían alineados bajo exactamente el mismo interés: el incremento de productividad. De este modo cuanto más capital tenga un país, mayores serían los sueldos reales de toda la población (tanto por un incremento del sueldo nominal, como por la deflación efecto de la mayor productividad del mercado), lo que contribuiría a un círculo virtuoso: a mayor sueldo real, mayor capacidad de ahorro, mayor capital, mayor inversión, mayor demanda de trabajo y mayor productividad, y de esta forma mayores sueldos reales, etcétera


En terminante, y como muestra la patentiza experimental, allá donde la productividad del trabajo es mayor, mayor es el capital por cabeza, y mayor el bienestar económico y social de las poblaciones. Numerosos países con economías de libre mercado han alcanzado niveles de desarrollo y bienestar elevados merced a los aumentos del productividad media (países escandinavos, Hong Kong, Singapur, Australia, Canadá, N. Zelanda, etcétera)./P>

Escuela marxista

Economía marxista

Según la tesis de Karl Marx, en El capital, el capital se amontona por ciclos de producción. Al comienzo del ciclo de producción el capitalista invierte determinada cantidad en materias primas, sueldos, maquinaria, etcétera y al final del ciclo (una vez producida y vendida su mercadería) consigue una cantidad mayor de dinero de la que invirtió primeramente (ganancia). El capitalista decide invertir una parte de esa ganancia o bien toda para comenzar el próximo ciclo. De este modo el capital invertido medra, y de esta forma se amontona.


A diferencia de los que considera "economistas burgueses", quienes presentarían la ganancia como producto de una diferencia entre valor de empleo y valor de cambio, Marx mantenía que la base de la ganancia, y en consecuencia de la acumulación capitalista, sería la plusvalía extraída al trabajador asalariado. La teoría de la plusvalía se sosten en la teoría del valor-trabajo de la economía tradicional, apartada en ciertas corrientes del pensamiento económico por el marginalismo sobre todo en aquellas que fomentan el capitalismo, mas que todavía mantiene como premisa esencial la economía marxista, entre otras muchas corrientes, si bien ciertas con determinadas modificaciones contemporáneas.


Para el marxismo la acumulación capitalista conduciría, por su parte, a los fenómenos de la concentración y la centralización del capital. Entendiendo el trabajo como única fuente de valor, el marxismo mantendría necesariamente que la acumulación de capital implicaría una reducción coherente de la tasa de ganancia en todos y cada ciclo, y con ella la necesidad de una mayor plusvalía que reduciría en todos y cada ciclo la participación de los asalariados, con lo que una depauperación creciente y también irreversible de las masas trabajadoras sería paralela al proceso de acumulación capitalista y también implicaría una crisis estructural del capitalismo.


De hecho, exactamente la misma reproducción en escala ampliada de la producción capitalista es resultado de la acumulación de capital. Para ampliar la producción se precisa ampliar la compañía existente o edificar una nueva. En los dos casos hay que poner en acción cierta cantidad de nuevos medios de producción y quizás de mayor cantidad de fuerza de trabajo (Nikitin, mil novecientos cincuenta y ocho, p.140).


Para poder efectuar este proceso por consiguiente se precisa de la producción creciente de Medios de Producción (ámbito I) y la producción (tal vez creciente) de Medios de Subsistencia (campo II). Esta distinción en la producción global fuerza a que la economía, para eludir la desproporcionalidad entre ámbitos, deba cumplir con una lógica concreta, la que se explica por medio del Esquema de Reproducción Ampliada.


De la lógica de esta reproducción ampliada aun se puede finalizar que la acumulación del ámbito II depende totalmente y está dominada por la acumulación del campo I (Luxemburg, mil novecientos diecisiete, p.53). Las condiciones que debe cumplir la Reproducción Ampliada son:



  1. El producto del ámbito I ha de ser igual en valor a la suma de los 2 Capitales Incesantes de los campos I y II y a la suma de las acumulaciones de Capital Incesante de los dos ámbitos.
  2. El producto del campo II ha de ser igual en valor a la suma de los 2 capitales variables de los campos I y II, a la suma de las acumulaciones de Capital Variable de los dos ámbitos y al Plusvalor consumido de los dos campos.

El incumplimiento de estas condiciones (condiciones de proporcionalidad) llevan a que aparezca una crisis de la producción capitalista, entendida como la interrupción del proceso de producción de capital a escala ampliada (Ver Acumulación y reproducción ampliada)

Véanse también:Teoría del valor trabajo, Teoría de la explotación y Acumulación y reproducción ampliada.

Desarrollos posteriores


Acumulación del capital en su fase primitiva


Básicamente esta etapa se dio en Inglaterra y parte en la primera revolución industrial. La ecuación básica de este proceso es dinero transformado en capital, de ahí se genera plusvalor y se consigue la ampliación de ese capital. Fue absolutamente preciso para ese proceso inicial de acumulación el que hubiera 2 conjuntos antagónicos; una mayoría explotada de la que va a ser extraído su valor y una minoría explotadora que va a tener la misión de ampliar y reproducir la diferencia que resulta de la explotación. Este proyecto parte en el siglo XVI y madura en el siglo XVII. Otra característica del modelo fue agredir la libertad de los campesinos y su enrolamiento como proletarios para acrecentar la velocidad de reproducción del capital y formar la figura temprana del espectro del ejército de reserva. La propiedad privada contribuyó a la destrucción de la propiedad comunal y con esto hubo un proceso de pauperización violenta que viró progresivamente cara la cuestión social.Marx afirmará que la "acumulación originaria no es, puesto que, más que el proceso histórico de disociación entre el productor y los medios de producción" que acabó en un proceso de saqueo extendido que determinó la constitución de clases antagónicas y distinguidas. No obstante, cuando el capital consiguió su desarrollo en un marco cultural en la que la dominación capitalista estaba legitimada, apareció la necesidad de ampliar la conquista.


Acumulación en su fase ampliada


En esta fase se puede charlar propiamente de acumulación capitalista puesto que se trata del proyecto histórico en el que Europa busca materias primas para expandir su proyecto capitalista juntamente con su hegemonía. El primer instante histórico de este proceso se da muy temprano, en mil cuatrocientos noventa y dos, con la conquista de América. Hernán Cortés, el conquistador de México, sintetizó de manera perfecta el encuentro de estos mundos: "los españoles, tenemos una enfermedad del corazón para la que el antídoto indicado es el oro". No obstante, la acumulación originaria es un proceso que no corresponde a la Europa Latina. Portugal y España (ya antes Italia) actuaban solo como satélites comerciales, mas quienes consiguieron convertir esa materia en capital fueron los europeos del norte; primordialmente, Inglaterra, Holanda y hasta determinado punto Francia. De ahí que España y Portugal no consiguieron desarrollarse a pesar de la conquista de América y lo que fue verdaderamente significativo en este proceso fueron 2 elementos:



  • El saqueo, hurto, legalizado de las mercaderías mediante los piratas, cosa que dejó entonces destruir la supremacía marítima de España.
  • El control del incipiente planeta de los prestamistas y bancos en la Europa del norte, que capitalizaba el dinero que España y Portugal no podían supervisar.

En el siglo XVIII el trabajo de los esclavos, la invasión a África y una parte de Asia consiguió un cada vez mayor stock de materias primas que por su parte significaba desarrollo industrial y mayor ejercicio de la dominación. En el siglo XIX se empezaron a trazar ideas expansionistas que contenían el control de mercados extranjeros, recursos humanos y materias primas. Ya se podía charlar de un proyecto imperialista europeo en la que estaba excluida la Europa latina. Inglaterra se transformaba en la potencia mundial y dominaba todos y cada uno de los mercados mas todavía la velocidad de circulación de la mercadería no satisfacía al capital. El desarrollo tecnológico hizo posible apresurar la circulación de la mercadería con lo que la fase imperialista se formó un hecho a fines del siglo XIX, en la fase de mayor optimismo de la modernidad capitalista.


El imperialismo, conforme las tesis de Lenin, fue el proceso que marca la madurez del proceso de acumulación capitalista y el comienzo de una fase de reproducción veloz en la que diferentes actores disputarán la hegemonía de los mercados periféricos. Tuvo un componente político (anexión de territorios) y económico (control de mercados sin colonización) en el que hubo un factor determinante para la expansión industrial y nuevos mecanismos de dominación contra el proletariado internacional: la producción en cadena o bien fordismo.


Sin embargo, el hecho de contar con satélites en una gran parte del planeta, dejó al proletariado europeo una leve mejora de sus condiciones de vida (primordialmente por medio de la presión, una vez difundidas las teorías emancipadoras del marxismo) si bien un número notable todavía debía emigrar a otras tierras para subsistir. Uno de estos proyectos triunfantes de colonización fue U.S.A.. Todavía no dispuesto para disputar la hegemonía mundial, debió aguardar el choque de los grandes países que disputaban la carrera imperialista para mantener el control total de los mercados. De ese enfrentamiento económico se pasa a un irreconcicliable inconveniente político que deviene en la primera guerra mundial. El periodo de entreguerras significó que el orden mundial no quedó resuelto lo que devino en un nuevo enfrentamiento más sanguinolento, la segunda guerra mundial, en el que sí se consiguió reordenar el mapa económico.


Estados Unidos consiguió la hegemonía a través del debilitamiento de Europa (por el desgaste de la guerra) y la Unión Soviética lo secundó por medio de un programa de capitalismo de Estado que escaló a un enfrentamiento ideológico (si bien no acabó en enfrentamiento real) que se llamó guerra fría.El imperialismo entonces se redujo esencialmente a 2 modelos (socialista y capitalista) que disputaban un mercado mundial, mas tras la crisis del agotamiento capitalista a fines de los sesenta brotó un nuevo actor (el país nipón) que revolucionó la técnica y la industria y que facilitó la caída del proyecto imperialista ruso a fines de los ochenta. En ese periodo U.S.A. se convierte en un imperio sin contrapeso, secundado por Europa y las economías fuertes de Asia. La acumulación capitalista- y por lo tanto, el imperialismo- en el siglo veintiuno no se detiene por una razón lógica de la historia del capital, conforme a la concepción del materialismo histórico de Marx: este precisa recrearse y ampliarse una y otra vez. Como se criticará entonces Popper, esta concepción filosófica donde existen "leyes implacables de la historia" es controvertible.


Karl Popper estima que:


También existen críticas provenientes de economistas promarxistas como la maestra Joan Robinson y el economista neo-marxista Paul Sweezy. En verdad, el modelo de Solow, que fue el primer modelo neoclásico de desarrollo económico, plantea que la acumulación es uno de los determinantes primordiales del desarrollo.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  DINERO (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR RIQUEZA    



 

USUARIOS:

Hay 63 invitados y ningún miembro en línea

dinero, riqueza y emprendedores

dinero, riqueza y emprendedores

 dinero, riqueza y emprendedores

Está aquí: Inicio > [ DINERO (WIKINFO) ] > ıllı Acumulación del capital (wikinfo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas